Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

"Supuesto líder del 'Cachopo' asegura que recibió amenazas de mafia policial en la prisión"

El empresario conocido como el 'Rey del Cachopo', César Román Viruete, ha comparecido como investigado ante el juzgado por la querella interpuesta por el abogado Alexis Socias por injurias y calumnias. Estas acciones se produjeron durante el juicio por el asesinato de Heidy Paz, cuyo torso apareció en una de las naves del empresario en agosto de 2018.

En la vista, Román ha reiterado que recibió amenazas de una supuesta mafia policial liderada por un comisario a través del abogado Socias en la cárcel de Soto del Real, mientras cumplía prisión preventiva antes de ser condenado por el homicidio de Paz.

El letrado Socias interpuso hace seis meses una querella por las acusaciones calumniosas del empresario. El abogado de Román, Álfonso Ruiz Sánchez, ha señalado que las calumnias estarían prescritas debido a la responsabilidad penal que se extingue al año.

El juez de Instrucción número 14 de Madrid ha admitido la querella a trámite y se ha acordado inhibirse a favor del juzgado de Colmenar Viejo. El querellante sostiene que la autorización para interponer la querella se hizo efectiva en la sentencia firme relativa al homicidio de Heidy, por lo que no estaría prescrito.

El empresario también fue denunciado en junio de 2021 por presuntas amenazas contra su persona por parte del abogado Socias. El juicio se celebró, pero el abogado fue absuelto. La Audiencia Provincial de Madrid ordenó repetir la vista por un fallo técnico al no poder grabarse la declaración. La nueva vista está señalada para el 10 de mayo.

El 'Rey del Cachopo' siempre ha defendido que detrás del crimen de Heidy Paz había una mafia que realizaba 'vuelcos de droga' liderada por un comisario y en la que colaboraba supuestamente la víctima. Incluso manifestó que un comisario le amenazó con una pistola dándole 48 horas para que aparecieran unos "doce kilos" de cocaína que la chica debía entregar.

El empresario cumple prisión por la condena a 15 años de cárcel impuesta por la Audiencia Provincial de Madrid, confirmada por el Tribunal Supremo, por el homicidio de su pareja. Román acudió en amparo ante el Tribunal Constitucional, cuya resolución está pendiente de resolver.