Restricciones en el trasvase del Alberche amenazan el suministro, afirma canal que recurre el Plan del Tajo.

Restricciones en el trasvase del Alberche amenazan el suministro, afirma canal que recurre el Plan del Tajo.

MADRID, 28 Nov.

El Canal de Isabel II ha presentado una demanda ante el Tribunal Supremo contra el nuevo Plan Hidrológico del Tajo (PHT), aprobado en enero, argumentando que la obligación de solicitar autorizaciones para realizar trasvases entre embalses pone en riesgo el suministro de agua a cerca de 7 millones de habitantes en la región de Madrid. Según el Canal, este plan cambia radicalmente las reglas del mayor sistema de abastecimiento de España.

El consejero de Medio Ambiente y presidente del Canal, Carlos Novillo, ha criticado al Gobierno y ha acusado al nuevo Plan de ser un agravio contra Madrid, penalizando un modelo eficiente y responsable que busca brindar un servicio de calidad y cuidadoso con el medio ambiente.

El Canal ha solicitado al Tribunal Supremo la nulidad de varios apartados del Plan Hidrológico del Tajo relacionados con los caudales ecológicos, los trasvases de agua entre embalses y los vertidos de aguas residuales depuradas.

La demanda se presenta después de que el Ministerio de Transición Ecológica haya rechazado la mayoría de las alegaciones presentadas por el Canal. Según los técnicos del Canal, la demanda se ha presentado en tiempo y forma, pero ha habido demoras debido a la falta de respuesta del nuevo Gobierno.

El Plan Hidrológico del Tajo establece requisitos y condiciones para los trasvases de agua que, según el Canal, son ambiguos y dificultan la planificación del suministro a corto, medio y largo plazo. Además, el plan no clarifica cómo se debe aplicar la supremacía del abastecimiento en casos de sequía.

Otro punto de conflicto es la indefinición de los caudales ecológicos, que según el Canal, deberían adaptarse a la situación hidrológica y garantizar el abastecimiento a la población de Madrid y la conservación de la fauna y flora de los embalses. El Plan exige desembalses permanentes de caudales ecológicos, lo que puede afectar negativamente a la flora y fauna de los embalses.

El cambio en los objetivos ambientales de las masas de agua también es motivo de preocupación para el Canal. Según ellos, el Plan ignora las características singulares de Madrid en cuanto a la calidad del agua de sus ríos y cambia las reglas establecidas en el plan anterior.

El Canal gestiona 155 depuradoras en la región y afirma que las infraestructuras están siendo adaptadas para cumplir con los nuevos requisitos. Sin embargo, el nuevo Plan Hidrológico no permite adaptar los requisitos a las singularidades de la Comunidad de Madrid.

Los responsables del Canal destacan que a pesar del aumento de la población, el volumen de agua consumida en la región ha disminuido y que mantienen un nivel de pérdidas reales muy reducido. Según el nuevo Plan Hidrológico, el agua disponible para abastecer a la población de Madrid podría disminuir significativamente en el futuro.

Tags

Categoría

Madrid