Rego asegura opciones factibles en Comillas y se compromete a mediar por el bienestar del colegio.

Rego asegura opciones factibles en Comillas y se compromete a mediar por el bienestar del colegio.

El avance de las obras de ampliación de la línea 11 del metro de Madrid ha generado preocupación entre los vecinos y la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, no es la excepción. Rego ha expresado su inquietud por el impacto que tendrán estas obras en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Perú y ha resaltado que existen alternativas viables para evitar cualquier repercusión negativa.

Rego visitó el centro educativo, ubicado en el distrito de Carabanchel, acompañada por el representante de la Asociación de Familias del Colegio Perú, Miquel Ogueta. Durante la visita, la ministra señaló que la ampliación de la línea 11 afectará a aproximadamente 500 niños, no solo por la pérdida del parque al que solían tener acceso, sino también por los inconvenientes causados por el polvo, el ruido, las obras y el tráfico de camiones.

"Es necesario garantizar un entorno ambiental seguro a todos los niveles para que los estudiantes puedan recibir una educación de calidad en su escuela pública", afirmó Rego. Asimismo, aprovechó la oportunidad para exigir al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid que proporcionen la información necesaria y establezcan los plazos correspondientes.

Rego enfatizó que el Gobierno está comprometido con un esfuerzo colectivo para garantizar la seguridad y los derechos de los niños, y anunció que se hará una petición por escrito para mediar en el asunto.

Por su parte, Ogueta instó a la ministra a utilizar su posición para presionar a favor de la implementación de alternativas técnicas viables.

"Las obras se encuentran a tan solo 25 metros del colegio y no durarán solo unos pocos días, sino que se extenderán durante 40 meses, sin mencionar posibles prórrogas", lamentó el representante de las familias. Además, destacó que el Ayuntamiento no ha tomado medidas para contrarrestar el ruido, el polvo u otros contaminantes que podrían generarse durante el proceso de construcción.

Más allá del impacto ambiental en los niños, la ampliación de la línea 11 ha sido objeto de críticas por parte de los vecinos debido a la tala masiva de árboles que implica. Desde que se anunció la eliminación de árboles en áreas como el Parque de Comillas y Arganzuela, se han llevado a cabo numerosas protestas para denunciar el impacto negativo de estas medidas y la existencia de alternativas.

En resumen, la ministra Sira Rego y la Asociación de Familias del Colegio Perú están preocupadas por las consecuencias que tendrá la ampliación de la línea 11 en el centro educativo. Exigen que se tomen medidas para garantizar el bienestar de los niños y se implementen alternativas viables que minimicen el impacto negativo de las obras.

Tags

Categoría

Madrid