Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Proyecto Hombre Madrid advierte que la pornografía es la nueva educación sexual del siglo XXI.

Proyecto Hombre Madrid advierte que la pornografía es la nueva educación sexual del siglo XXI.

En el Día Mundial de la Salud, Proyecto Hombre Madrid ha centrado su atención en el acceso a la pornografía y el uso inapropiado de las redes sociales entre niños y adolescentes. Esta organización ha emitido una advertencia sobre los riesgos de las enfermedades mentales en los jóvenes, coincidiendo con la celebración de este día.

El psicólogo Pablo Llama de Proyecto Hombre Madrid ha destacado el preocupante acceso temprano a la pornografía entre los más jóvenes, afirmando que esta se ha convertido en la principal fuente de educación sexual en el siglo XXI. Llama ha señalado la falta de una educación sexual reglada y consensuada, lo que ha dejado a los jóvenes expuestos a contenidos pornográficos que no son educativos y que presentan violencia y desigualdad en sus representaciones sexuales.

Según Llama, el acceso a la pornografía se está produciendo a edades cada vez más tempranas, con una media de doce años, y algunos incluso tienen acceso a los ocho, nueve o diez años. Este acceso se facilita a través de los dispositivos móviles, lo que ha hecho que su consumo sea bastante habitual en menores de entre 14 y 16 años. Sin embargo, estos jóvenes tienen dificultades para manejar estos contenidos y diferenciar entre la realidad y las expectativas sexuales, lo que puede llevar a problemas en el desarrollo de una sexualidad adecuada.

Según el Plan Nacional Sobre Drogas, el 29,4% de los menores de entre 14 y 18 años consume pornografía semanalmente, mayoritariamente a través de plataformas gratuitas donde predominan escenas agresivas y violentas. Esta tendencia ha influenciado las relaciones sexuales de los jóvenes, generando conductas inadecuadas y violencia en muchas ocasiones, lo que afecta principalmente a las mujeres.

Proyecto Hombre Madrid ha alertado sobre las consecuencias del consumo de pornografía en edades tempranas, como la falta de autocontrol, consumo impulsivo, adicción, hipersexualización y trastornos del estado de ánimo. A pesar de la existencia de controles parentales en los dispositivos, el psicólogo Pablo Llama ha enfatizado la necesidad de una educación sexual adecuada para que los jóvenes puedan discernir correctamente estos contenidos.

Ante el aumento de problemas de salud mental en los jóvenes, Proyecto Hombre Madrid ha destacado la importancia de cuidar la salud mental de los adolescentes, señalando que un 25% presenta síntomas de depresión moderada, más del 15% síntomas de ansiedad grave y cerca del 5% ha intentado suicidarse. Esta entidad recomienda identificar y tratar los problemas psicológicos que puedan surgir en los jóvenes.

Proyecto Hombre Madrid ofrece un servicio de asesoramiento y tratamiento para menores, jóvenes y familias que enfrenten problemas relacionados con el uso inadecuado de las pantallas y el acceso a contenidos como la pornografía, con teléfonos de contacto y correo electrónico disponibles para quienes necesiten ayuda.