Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

"PetaZetaz" detenido por riesgo de fuga, según orden judicial.

En Madrid, el juez de Instrucción número 52 ha ordenado el arresto preventivo sin posibilidad de fianza de José Hernán A. G., miembro de un grupo de influencers conocidos como 'Los Petazetaz'. Esto se debe al riesgo de fuga luego de que se haya completado la investigación en relación a uno de los delitos que se le imputan, según fuentes jurídicas.

El joven, escoltado por la guardia civil, compareció esta mañana en los juzgados de Madrid por un caso en el que se le acusa de haber introducido una bengala en el ano de un joven en Vallecas, después de drogarlo. Posteriormente, compartió las imágenes en redes sociales.

Desde ayer, Hernán se encuentra recluido en la prisión de Soto del Real. Esta mañana fue trasladado por la guardia civil para prestar declaración ante el juez en Plaza de Castilla.

Ante el magistrado, el acusado negó las acusaciones y señaló que fueron otras personas las responsables de ocasionarle lesiones a la víctima con un líquido inflamable. La defensa de la víctima está a cargo del despacho Paredes y Asociados.

Los 'Petazetaz', con miles de seguidores en Instagram y TikTok, fueron detenidos en enero y actualmente están en libertad provisional. Existen al menos nueve denuncias presentadas y se sospecha que hay más personas afectadas, según la Policía.

Se les acusa de agresiones sexuales a menores, a quienes supuestamente drogaban con éxtasis líquido para abusar de ellas en un piso de Vallecas. Al menos cinco menores habrían sido violadas bajo los efectos de esta droga, que anula la voluntad.

Aprovechando su fama, los detenidos atraían a las chicas a su domicilio para consumir drogas y luego abusar de ellas. Utilizaban sus dispositivos móviles y cámaras de seguridad para grabar los abusos. La investigación inició tras una denuncia en diciembre por presunto abuso sexual a menores en Vallecas.

Las víctimas, menores de edad, accedían al domicilio de los investigados atraídas por su popularidad en redes sociales. Allí, eran drogadas y agredidas sin su consentimiento. Posteriormente, los encuentros sexuales eran grabados sin que las menores fueran conscientes de la situación.

Finalmente, el 24 de enero se llevó a cabo un operativo que culminó con la detención de los dos involucrados. Uno de ellos enfrenta acusaciones por agresión sexual, violación, exhibicionismo, pornografía infantil y delitos contra la salud pública. El segundo está siendo investigado por agresión sexual.

En el registro del domicilio, se encontró a otra menor víctima, así como dispositivos electrónicos, sustancias estupefacientes y teléfonos móviles. Tras comparecer ante el juez, uno de los detenidos fue enviado directamente a prisión.