Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Nuevamente, vecinos de Montecarmelo se oponen enérgicamente a la localización del cantón, expresando su descontento bajo la lluvia.

Nuevamente, vecinos de Montecarmelo se oponen enérgicamente a la localización del cantón, expresando su descontento bajo la lluvia.

MADRID, 17 Sep. - Vecinos de Montecarmelo han vuelto a salir a la calle, este domingo bajo la lluvia, para protestar contra la ubicación del cantón, con la que no están de acuerdo.

A la convocatoria, llevada a cabo por la Plataforma de Afectados por la instalación del Cantón de Montecarmelo, han acudido con sus paraguas y con pancartas en las que se ha podido leer mensajes como 'No al cantón' o 'Almeida, ¿dónde estás? No al cantón'.

El cantón de Montecarmelo se instalará finalmente entre el cementerio de Fuencarral y el Colegio Alemán por ser el espacio "más adecuado", ha determinado el Ayuntamiento de Madrid tras analizar diferentes ubicaciones desde el mes de abril, como se comprometió con la vecindad, mientras que la Plataforma de afectados por la instalación del Cantón de Montecarmelo ha mostrado su desacuerdo.

La parcela elegida es "la que está más alejada de las viviendas", han informado a Europa Press fuentes de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad. Las mismas fuentes han remarcado que "en ningún caso se va a realizar tratamiento de residuos en esta infraestructura, que se va a componer de una base para el Selur y otra de limpieza, que albergará vestuarios, oficinas, taller, almacenes, aparcamiento cubierto y zonas ajardinadas, más dos silos de salmuera que sólo se emplearán en episodios de nieve".

Después de que la vecindad y el Colegio Alemán hayan trasladado su preocupación por el posible impacto odorífero, el Gobierno municipal ha insistido en que "no se van a tratar residuos, sólo se va a aparcar vehículos y se transferirán residuos abandonados indebidamente por los ciudadanos junto a contenedores, como muebles o cartones, de un camión a otro para su traslado a planta de tratamiento".

En cuanto a las quejas relacionadas con el tráfico, el Consistorio traslada que existe una calle entre el colegio y la instalación que actuará como fondo de saco y que sólo servirá de acceso al cantón. Además la actividad se producirá en turnos de trabajo que, en su mayoría, están fuera de horario lectivo.

Desde Cibeles apuntan que los vehículos serán en su mayoría ECO y Cero emisiones, el pavimento del asfalto será fonoabsorbente, se señalizará con límites reducidos de velocidad y se situará una pantalla perimetral de árboles para reducir cualquier ruido.

El Colegio Alemán ha trasladado al Ayuntamiento su preocupación por el impacto visual, lo que ha sido contestado por el área apuntando que el diseño corresponderá a la de un edificio moderno, transparente, con fachada y cubierta de capa vegetal, con zonas ajardinadas, terrazas y áreas al aire libre. Esta información ya ha sido trasladada al Colegio Alemán y se citará a los vecinos en los próximos días para trasladarles los detalles del proyecto.

La Plataforma de afectados por la instalación del Cantón de Montecarmelo ha enviado un escrito al área que dirige Borja Carabante en la que lamentan que recientemente "y de forma sorpresiva" hayan tenido conocimiento de la celebración de una reunión en julio entre representantes de Ayuntamiento de Madrid y la dirección del Colegio Alemán, en Montecarmelo, para informar de la decisión municipal de ubicación del cantón en las inmediaciones del centro educativo.

La vecindad reunida en la plataforma ha mostrado su desacuerdo con la nueva ubicación del cantón, "tanto con las formas, por la ausencia de información a los vecinos del barrio a pesar del compromiso contraído con las asociaciones vecinales, como con el fondo, dada la naturaleza de las actividades a desarrollar, en las inmediaciones del Colegio Alemán".

También destacan que en las inmediaciones se encuentra además los colegio Sol Solito y Santa María La Blanca y que la ubicación del cantón se encuentra "a menos de 100 metros lineales de varias urbanizaciones residenciales, pegado al cementerio de Fuencarral y con un evidente impacto ambiental" en forma de "ruidos, olores, posibles plagas de insectos y roedores o tráfico rodado de maquinaria pesada, con el consiguiente efecto sobre el comercio y la hostelería, así como la degradación del entorno habitacional".

Igualmente los vecinos apuntan la existencia en el entorno de un carril bici y el hecho de que ese espacio no es un descampado sin uso sino que es empleado "por cientos de personas para pasear, montar en bici, jugar con sus hijos, sacar al perro". "Debería ser una zona verde, un parque cuidado por el Ayuntamiento", han señalado, tras sugerir que "hay otras zonas mucho mejores para instalar un cantón y que no están lejanas en absoluto, como los terrenos de carácter industrial frente a Telecinco".

La petición de reunión urgente con Carabante irá firmada por los presidentes de 40 urbanizaciones de la zona, que representan a unos 15.000 vecinos, han adelantado desde la plataforma a Europa Press. En el encuentro pedirán "la paralización, con carácter inmediato, de todas las actuaciones destinadas a la construcción de las instalaciones" reservándose la adopción de las medidas que consideren necesarias.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido que la nueva ubicación del cantón de Montecarmelo se encuentra "a 250 metros de las primeras viviendas" de la zona y ha insistido en su necesidad y en la mejora que va a producir en la limpieza.

El regidor ha recordado que el cantón está cerca del Colegio Alemán, que también se encuentra en una parcela municipal y que se trata de la misma forma de un servicio público. El primer edil ha aseverado que en el cantón no va a producirse tratamiento de residuos.