Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La Policía vincula un tercer vehículo al crimen de Borja Villacís y sospecha de una emboscada.

La Policía vincula un tercer vehículo al crimen de Borja Villacís y sospecha de una emboscada.

En un trágico suceso ocurrido ayer martes en el distrito madrileño de Fuencarral, Borja Villacís, hermano de la exvicealcaldesa de Madrid, fue asesinado a tiros. Según fuentes policiales del Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional, se ha identificado un tercer coche en la escena del crimen.

Villacís había alquilado un Citröen C3 blanco junto a su amigo Luis, de 43 años y nacionalidad española, para encontrarse con antiguos conocidos de una familia de Bargas, Toledo, con quienes querían discutir diferencias.

Los presuntos homicidas llegaron en un BMW X2 de color gris plateado, que también había sido alquilado en la estación de Atocha. Además, un tercer coche azul se presentó en el lugar, cuyo papel en el crimen está siendo investigado por las autoridades.

En la carretera de Fuencarral al Pardo, el Citröen y el BMW chocaron intencionadamente, tras lo cual los ocupantes de ambos vehículos se bajaron. Los sospechosos, armados con un subfusil y una escopeta, dispararon contra Borja y su amigo, dejándolos gravemente heridos.

Las autoridades trasladaron al amigo de Villacís al hospital Fundación Jiménez Díaz en el tercer coche azul. A pesar de su grave estado, se espera que se recupere para declarar ante la policía. Por otro lado, Borja falleció en la escena del crimen a causa de las heridas de bala.

Tras los disparos, el BMW se alejó rápidamente y se detuvo en una rotonda cerca de la empresa Mediaset. El vehículo presentaba daños en su parte frontal izquierda, lo cual alertó a testigos cercanos que informaron a las autoridades.

Según testigos presenciales, la mujer y los hombres que iban en el BMW cambiaron las placas del coche y escondieron las armas en un descampado cercano. La mujer huyó en el vehículo a la llegada de la policía, mientras que los hombres escaparon campo a través.

La policía encontró las placas cambiadas del BMW y las armas de fuego utilizadas en el descampado, incluyendo un fusil de asalto y una escopeta de caza. La conductora del BMW, una mujer española con antecedentes policiales, fue detenida en un lavadero de coches en Madrid.

Se sospecha que el crimen de Villacís y su amigo estaba planeado y relacionado con narcotráfico y blanqueo de capitales. La policía continúa la búsqueda de los cómplices implicados en este violento suceso, que ha conmocionado a la comunidad madrileña.