La Justicia rechaza la solicitud de Ecologistas para paralizar la expansión de la Línea 11 del Metro de Madrid

La Justicia rechaza la solicitud de Ecologistas para paralizar la expansión de la Línea 11 del Metro de Madrid

MADRID, 13 Dic. - El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado la solicitud de Ecologistas en Acción para detener de inmediato la tala de árboles en los parques de Arganzuela y Comillas como parte de la expansión de la Línea 11 del Metro de Madrid.

En una resolución a la que Europa Press tuvo acceso, los magistrados de la Sección Octava del Tribunal Superior de Madrid rechazaron las medidas cautelares solicitadas por la organización ecologista para suspender las obras.

Argumentaron que los argumentos presentados por la asociación son simplemente una repetición, con más o menos detalles, de la solicitud presentada a esta corte en febrero de 2023, que fue rechazada definitivamente el 3 de mayo.

Los magistrados remarcaron que la denegación de las medidas cautelares fue aceptada por la asociación, ya que no presentaron recurso. La resolución se hizo firme el 31 de mayo.

En ese momento, los magistrados tomaron esta decisión al considerar que la demandante no especificaba daños de difícil o imposible reparación que llevarían a la pérdida del propósito legítimo del recurso.

También consideraron que suspender las obras no solo afectaría a la ubicación de la estación de Madrid Río dentro del proyecto de expansión de la Línea 11, sino que se extendería a toda la obra.

Según Ecologistas en Acción, la tala se está llevando a cabo en "las dos áreas verdes más afectadas debido a las modificaciones realizadas por la Consejería de Transportes respecto al proyecto original sometido a evaluación ambiental y pública".

La organización se basa en un informe ambiental presentado por la Comunidad de Madrid en julio pasado, que indica que se eliminarán 195 árboles en el Parque de Comillas y 106 en el de Arganzuela-Madrid Río.

Incluyen ejemplares de árboles maduros y saludables como el plátano de sombra, el cedro del Himalaya, la sófora, la arizónica, la morera blanca y el pino piñonero.

Este informe ambiental, al que Ecologistas en Acción Madrid presentó objeciones, se elaboró para reducir el impacto en los árboles y áreas verdes del proyecto después de las numerosas protestas ciudadanas que han tenido lugar en Madrid en los últimos meses.

La organización ecologista destaca que, gracias a la oposición vecinal, las obras que han comenzado recientemente resultan en una reducción del 34% en el número de árboles talados.

De los 1.027 árboles inicialmente previstos, se redujo a 676, aunque la Comunidad de Madrid afirma que son 523, aunque no hay pruebas que lo confirmen.

Sin embargo, para ecologistas, estas medidas son insuficientes, ya que no abordan las dos principales demandas de trasladar la estación de Madrid Río al Paseo de Yeserías y sacar las instalaciones de la tuneladora del Parque de Comillas.

Ecologistas recuerda que aún está pendiente la sentencia sobre el recurso contencioso-administrativo presentado en febrero pasado ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El TSJM ya ha rechazado las medidas cautelares solicitadas inicialmente, argumentando que el peligro inminente de tala no era real. Ahora, con la tala en marcha, la organización ecologista espera que el TSJM reconsidere y detenga esta catástrofe ambiental.

Tags

Categoría

Madrid