El Parlamento Europeo investigará las muertes en centros residenciales en Madrid a pesar del rechazo de PP y Vox.

El Parlamento Europeo investigará las muertes en centros residenciales en Madrid a pesar del rechazo de PP y Vox.

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha tomado la decisión de dar seguimiento a una petición ciudadana para investigar las muertes en residencias de mayores en la Comunidad de Madrid durante los primeros meses de la pandemia de coronavirus en 2020. Esto ha generado un debate en el que el Partido Popular Europeo y los Conservadores, incluido Vox, se han opuesto a mantener abierta esta petición. Sin embargo, la intervención de la portavoz del grupo liberal, al que pertenece Ciudadanos, ha inclinado la balanza a favor de investigar la situación.

La iniciativa de investigar las más de 7,000 muertes de ancianos en residencias de mayores de Madrid durante la pandemia ha llegado al Parlamento Europeo gracias a la plataforma Marea de Residencias. Sus representantes han denunciado lo que ellos llaman una "masacre" en las residencias de la Comunidad, atribuyéndola a la "situación de precariedad" en la que se encontraban, así como al "sistema caduco y perverso" que salió a la luz durante la crisis sanitaria.

Por un lado, desde el PSOE, Cristina Maestre ha culpado al elevado número de muertes en residencias al protocolo de la Comunidad de Madrid que establecía criterios de exclusión para derivar a los mayores a hospitales. Ha criticado esta decisión del Gobierno madrileño y ha recordado que hay numerosas causas judiciales abiertas por este episodio.

Miguel Urbán, de Anticapitalistas, ha denunciado la "criminal actuación" de la Comunidad de Madrid y ha asegurado que las deficiencias en las residencias no se han corregido, lo que hace que la situación actual sea incluso más precaria que durante la pandemia. Ha llamado a dejar de favorecer al capital privado en detrimento de lo público y ha reclamado la prohibición de prácticas como el cribado médico.

Sira Rego, de IU, ha calificado este episodio como uno de los más siniestros y tristes de la pandemia, atribuyendo las muertes en residencias como una consecuencia directa de las decisiones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Ha acusado al PP de llevar a cabo una "política de silencio" y ha señalado como insoportable que los responsables detrás de "dejar morir a personas" no hayan asumido ninguna responsabilidad.

En respuesta a las críticas de los partidos españoles, el PP ha defendido las políticas de Ayuso durante la pandemia, asegurando que la Comunidad de Madrid respondió de manera responsable y rápida frente a la emergencia sanitaria mundial.

El europarlamentario Pablo Arias ha calificado como "ruin" cuestionar la gestión de Madrid, a pesar de que la región fue la primera en tomar medidas para proteger a los mayores, mientras que el Gobierno central no tomó decisiones hasta el 14 de marzo y permitió la concentración del 8 de marzo por el Día de la Mujer a pesar de las alertas por los primeros contagios.

Por otro lado, Jorge Buxadé, de Vox, ha insistido en que durante el estado de alarma era el Gobierno central el que tenía la responsabilidad de la sanidad, por lo que considera que las decisiones sobre los centros de mayores y de salud correspondían a Salvador Illa. Buxadé ha rechazado la petición argumentando que carece de fundamento jurídico.

Tags

Categoría

Madrid