Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Cuatro detenidos en operación policial contra venta de cocaína en Madrid.

Cuatro detenidos en operación policial contra venta de cocaína en Madrid.

Una de las detenidas, que también es concejala en el grupo municipal de Parla y candidata de Vox en las elecciones municipales del 28 de mayo, ha sido capturada por su participación en un entramado criminal de venta y distribución de drogas. La operación policial culminó con la detención de un total de cuatro personas, acusadas de traficar con drogas, blanqueo de capitales y defraudación de fluido eléctrico.

La Policía Nacional encontró armas blancas y de fuego, sistemas de videovigilancia y de transmisiones, además de cocaína, marihuana, teléfonos móviles, dinero en efectivo y otros útiles usados para la elaboración y venta de drogas. Todo ello, según las autoridades, estaba destinado a eludir la acción policial.

La investigación se inició en diciembre de 2020, cuando los agentes descubrieron a una pareja en Yeles (Toledo) dedicada al tráfico de drogas y parte de su actividad social la realizaba en Parla, también distribuían drogas. La pareja tenía varias sociedades que utilizaba para aparentar normalidad y ocultar sus actividades ilícitas. La cocaína era adquirida por ellos y suministrada a otros narcotraficantes que se encargaban de distribuirla en puntos de Madrid y Toledo.

Los agentes descubrieron que la pareja repartía la droga a diferentes puntos de la capital en todos los días de la semana y a cualquier hora. La mujer arrestada se encargaba de llevar a cabo funciones de vigilancia y de administrar las sociedades mercantiles, las cuales eran utilizadas para blanquear los beneficios obtenidos de la actividad ilícita.

El principal investigado transportaba físicamente la droga, la adulteraba y la almacenaba en su domicilio. Además, usaba cuatro vehículos distintos para dificultar el seguimiento policial. En el registro de la vivienda, los agentes encontraron indicios de que los detenidos habían desmantelado recientemente un cultivo de marihuana que podía albergar al menos 5.000 plantas. También se detectó la manipulación de la instalación eléctrica con el objetivo de defraudar el suministro eléctrico.

Los detenidos contaban con puertas de acceso fortificadas y perros de presa, así como sistemas de videovigilancia y de transmisiones para impedir la acción policial. Todos ellos fueron puestos a disposición judicial y el juez de instrucción nº 3 de Illescas (Toledo) ordenó prisión para la pareja como principales responsables. La investigación sigue en curso para esclarecer los hechos.