Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Criminales condenados a 9 años por secuestrar al fundador de Tuenti en Madrid.

Criminales condenados a 9 años por secuestrar al fundador de Tuenti en Madrid.

En una impactante noticia, la Audiencia Provincial de Madrid ha impuesto una condena de nueve años de prisión a los criminales que secuestraron a Zaryn Dentzel, el fundador de Tuenti. Estos malhechores retuvieron y torturaron a Dentzel en su residencia de Madrid el 2 de noviembre de 2021 con la intención de obtener 25 millones de bitcoins de su monedero digital, meta que afortunadamente no lograron alcanzar.

La sentencia, que ha sido revelada por Europa Press, los sentencia por múltiples delitos, como pertenencia a grupo criminal, detención ilegal, robo con violencia e intimidación, uso de armas, y lesiones leves. Este fallo llega tras un acuerdo entre las partes durante el juicio, que implicó una reducción significativa de la pena solicitada por el fiscal, pasando de veinte años de cárcel a nueve.

Después de finalizar el juicio, Dentzel expresó su deseo de dejar atrás este horrible episodio y mirar hacia adelante. Agradeció el trabajo realizado por la Policía y destacó su afecto por España, país al que llegó a los 23 años, fundó Tuenti y considera que ha sido afortunado. A pesar de la adversidad, Dentzel afirmó que las dificultades fortalecen.

Según la crónica de los acontecimientos, los acusados se concertaron en una fecha previa al 2 de noviembre de 2021 para hacerse ilegalmente con 500 bitcoins que Dentzel guardaba en su monedero digital. Fingiendo ser conocidos del empresario, los secuestradores consiguieron citarse con él en su casa, donde llevaron a cabo su violento plan.

Armados con cuchillos, gas pimienta, pistolas eléctricas y grilletes metálicos, los criminales abordaron a Dentzel en su vivienda, le golpearon y lo sometieron a una brutal tortura que incluyó descargas eléctricas, amenazas de muerte y mutilaciones simuladas. A pesar de la violencia ejercida, no lograron acceder al monedero digital de Dentzel, lo que desencadenó su frustrada huida dejando a las víctimas atadas.

A causa de este traumático incidente, el fundador de Tuenti sufrió diversas lesiones, tanto físicas como emocionales. Los criminales, detenidos desde octubre de 2022, permanecen en prisión a la espera de la resolución definitiva de su caso.