Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Comunidad implementa rebajas fiscales para fomentar ocupación de viviendas y combatir despoblación.

Comunidad implementa rebajas fiscales para fomentar ocupación de viviendas y combatir despoblación.

La Comunidad de Madrid se prepara para implementar una serie de rebajas fiscales que beneficiarán a cerca de medio millón de ciudadanos, con un ahorro estimado de 118,2 millones de euros en el primer año de su aplicación. Estas rebajas abarcarán el IRPF, impuestos de Transmisiones Patrimoniales y de Actos Jurídicos Documentados, con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda.

El anteproyecto de ley que incluye estas medidas fue analizado este miércoles por el Consejo de Gobierno, según informó el consejero de Presidencia, Justicia y Administración Local, Miguel Ángel García Martín. Estas rebajas fiscales, enmarcadas en el Pacto Regional por la Vivienda presentado por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, se espera que entren en vigor este mismo año.

El Gobierno autonómico ha anunciado que el texto de la norma estará disponible en el Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid para su revisión pública. Una vez aprobada por el Consejo de Gobierno, se procederá al registro del proyecto de ley en la Asamblea y se iniciará la tramitación parlamentaria, con la entrada en vigor prevista para el día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

Una de las rebajas fiscales previstas es una deducción de 1.000 euros en el IRPF para quienes alquilen viviendas que hayan estado desocupadas por al menos un año, con contratos de alquiler de más de 3 años. Esta medida beneficiaría a unos 20.000 ciudadanos, con un ahorro aproximado de 20 millones de euros.

En el caso de préstamos hipotecarios para vivienda habitual, se establecerá una bonificación del 25% sobre la diferencia entre los intereses pagados y los que se habrían pagado según el euríbor de diciembre de 2022, con un tope de 300 euros al año. Cerca de 450.000 contribuyentes podrían beneficiarse de esta iniciativa, con un alivio fiscal de unos 90 millones de euros.

Además, el Gobierno regional ha creado un paquete de rebajas tributarias dirigido a combatir la despoblación en municipios rurales. Esta iniciativa busca ayudar a los jóvenes menores de 35 años a establecer su residencia en localidades con menos de 2.500 habitantes, ya sea mediante compra o alquiler. Se estima que más de 1.200 contribuyentes se beneficiarán de esta medida, generando un ahorro de más de 8 millones de euros en el primer año.

Entre las medidas específicas se incluye una deducción por traslado de residencia a uno de estos municipios, así como una deducción del 10% del precio de adquisición de una vivienda habitual en dichas zonas. Además, se aplicará una bonificación del 100% en los impuestos de Transmisiones Patrimoniales en caso de adquisición de vivienda de segunda mano, y de Actos Jurídicos Documentados en caso de vivienda nueva.