Comunidad implementa plan fiscal contra despoblación, ahorrando 9 millones a los contribuyentes en su primer año

Comunidad implementa plan fiscal contra despoblación, ahorrando 9 millones a los contribuyentes en su primer año

La Comunidad de Madrid está trabajando en un nuevo conjunto de medidas fiscales para hacer frente a la despoblación y ahorrar a los contribuyentes 9 millones de euros en el primer año de implementación. Estas estimaciones han sido reveladas por la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Rocío Albert, durante una conferencia informativa en la que se presentaron las principales líneas de su departamento para los próximos cuatro años.

Según explicó la consejera, se trata de un paquete de ayudas fiscales que complementará el Plan de Reequilibrio Territorial, con el objetivo de evitar la despoblación en los 73 municipios de la región que cuentan con menos de 2.500 habitantes.

Estas medidas estarán dirigidas a personas que ya residen en la Comunidad de Madrid y decidan trasladar su residencia habitual a un municipio rural de la región. La Consejería estima que el ahorro fiscal podría aumentar si muchos madrileños optan por mudarse a estos lugares.

Los beneficiarios de estas deducciones serán jóvenes menores de 35 años que decidan trasladarse a una población de menos de 2.500 habitantes, ya sea comprando una vivienda o alquilando una. También podrán acceder a estas ayudas fiscales aquellas personas que compren o rehabiliten una vivienda en estos pueblos y la utilicen como residencia habitual.

De esta manera, el Gobierno autonómico ofrecerá una nueva deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por cambiar de residencia a municipios en riesgo de despoblación. Esta deducción estará dirigida a contribuyentes menores de 35 años y se aplicará durante el año del traslado y los tres siguientes, con un monto máximo de 1.000 euros.

Además, se establecerá una deducción por la adquisición o rehabilitación de vivienda habitual en municipios rurales. Esta deducción podría ser del 10% del precio de adquisición o rehabilitación, con un límite anual de 1.500 euros.

Por último, habrá una bonificación para la adquisición de vivienda habitual en municipios en riesgo de despoblación, en los casos de compra de vivienda de segunda mano y vivienda nueva. Se estima que este beneficio fiscal, incluyendo una bonificación del 100%, ascenderá a 7 millones de euros.

Desde la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo han señalado que estas tres nuevas deducciones serán acumulables, lo que significa que un joven que se mude a un municipio rural y adquiera una vivienda podrá beneficiarse de todas ellas.

Tags

Categoría

Madrid