Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Almeida condena el comportamiento de Viondi y urge a Maroto a pedir su renuncia como concejal

Almeida condena el comportamiento de Viondi y urge a Maroto a pedir su renuncia como concejal

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha expresado su indignación por el comportamiento del concejal socialista Daniel Viondi, quien le dio tres palmadas en la cara durante una sesión del Pleno. Almeida considera que este acto es inadmisible y ha pedido a la portavoz del PSOE, Reyes Maroto, que exija la renuncia de Viondi como concejal.

"Se ha producido un hecho sin precedentes en el Ayuntamiento de Madrid, que nunca había sucedido y que lamento profundamente, no solo por ser la víctima, sino porque es inaceptable que esto pueda ocurrir en el Ayuntamiento", declaró Almeida a los periodistas después de la sesión en el Palacio de Cibeles.

El alcalde relató cómo Viondi se le acercó de manera amenazante, tocándole la cara tres veces mientras le decía desafiante: 'te estás equivocando'. Almeida ha calificado este acto como una intimidación y violencia física y verbal, y afirma que es inadmisible e incompatible con la posición de concejal del Ayuntamiento de Madrid.

En consecuencia, Almeida ha criticado fuertemente este acto de intimidación y violencia física y verbal que se produjo en el Pleno, y ha exigido a Maroto que, si Viondi no renuncia a su cargo, lo expulse del Grupo Municipal Socialista. Según Almeida, no se puede permitir de ninguna manera actitudes y comportamientos violentos, ni amenazas ni intimidaciones.

Además, el alcalde agradeció la repulsa manifestada por el resto de grupos municipales y su rápida reacción para condenar estos hechos. También recalcó que algunos concejales de estos grupos municipales le han transmitido en privado que consideran intolerable lo ocurrido, demostrando así que la violencia física y verbal, la intimidación y la coacción no tienen cabida en el Ayuntamiento de Madrid.

Almeida agregó que Viondi estaba hablando en el momento del incidente y, al finalizar su intervención, se acercó a él con un papel en la mano y lo depositó en su mesa. Fue entonces cuando extendió la mano y le dio tres cachetes en la cara mientras le decía desafiante "te estás equivocando".

El alcalde considera que las disculpas de Maroto son insuficientes y afirma que debe demostrar su compromiso de no tener a una persona en sus filas que entiende que los actos de intimidación física y verbal son aceptables.

Almeida también recordó que no es la primera vez que el concejal socialista actúa de forma prepotente y matonesca, pero afirmó que este incidente traspasa el límite de la violencia verbal.