Organizaciones alertan sobre la falta de avances en movilidad sostenible en Madrid

Organizaciones alertan sobre la falta de avances en movilidad sostenible en Madrid

MADRID, 19 Nov. - Un grupo de organizaciones, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, han unido fuerzas para demandar un avance en la mejora de la calidad del aire, la movilidad activa y la lucha contra el cambio climático en la ciudad de Madrid.

Hoy se están llevando a cabo numerosas manifestaciones en toda España bajo el lema 'Ni un paso atrás en movilidad sostenible', especialmente en aquellas ciudades donde los gobiernos municipales surgidos tras las elecciones de mayo de 2023 han apostado por retroceder en estas políticas.

Valladolid, Logroño, Elche, Málaga, Gijón, Castellón, Sigüenza, Coslada o Bilbao son algunas de las ciudades que han organizado actos públicos para denunciar estas dinámicas.

Madrid también se ha sumado a estas manifestaciones, aunque en la capital se mantiene una situación de continuidad, lo que implica un estancamiento en cuanto a un verdadero progreso en políticas de movilidad sostenible, e incluso retrocesos claros en lo poco que se había avanzado.

Entre estos retrocesos, los ecologistas señalan la falta de ambición en las zonas de bajas emisiones y excepciones constantes que reducen su capacidad para combatir la contaminación y limitar el tráfico, las prórrogas para vehículos contaminantes y la falta de actualización de las medidas para mantener su eficacia.

"De hecho, Madrid Central sigue tan congestionada como antes de su implementación. Existe una completa falta de comunicación sobre la existencia e importancia de estas zonas de bajas emisiones, así como una falta de compromiso en la lucha contra la contaminación, a pesar de que los niveles de dióxido de nitrógeno superan tres veces los límites recomendados por la OMS, y cada año se siguen incumpliendo los límites legales del ozono", han destacado.

Los ecologistas también denuncian que se están renovando calles cuyas aceras no cumplen con el ancho mínimo establecido por la normativa de accesibilidad. "También hay un retroceso en las medidas para calmar el tráfico alrededor de los centros educativos. Recientemente se han suspendido los cortes de tráfico matutinos en la calle Juan Esplandiú, que llevaban cinco años funcionando, a pesar de que permitían un acceso mucho más seguro y saludable a las escuelas de la zona y eran bien aceptados por los residentes", añaden.

Los manifestantes critican la falta de apoyo a la movilidad en bicicleta en Madrid. "A pesar de la expansión de Bicimad y la construcción de algunos carriles para bicicletas, apenas hay avances en la implantación de una Red de Carriles Bici Protegidos. Se han realizado numerosas renovaciones integrales de calles sin contemplar la infraestructura para bicicletas, a pesar de que forman parte de la Red Básica de Ciclovías aprobada por el Ayuntamiento en 2008 y revalidada en 2017, y a menudo se han presentado propuestas a favor en las Juntas de Distrito", indican.

Asimismo, destacan la falta de control de la velocidad de los vehículos motorizados, especialmente en calles y carriles con límites de 30 o 20 km/h; y la escasez de aparcamientos para bicicletas, los cuales a menudo son impracticables debido a una ocupación excesiva por parte de empresas que explotan patinetes y bicicletas compartidas.

Los ecologistas se quejan de la creación de más aparcamientos en el centro de la ciudad. "Ahora se está concediendo a empresas privadas la explotación de aparcamientos que han caducado en sus concesiones, y se está avanzando en la construcción de nuevos estacionamientos también gestionados por el sector privado (Bernabéu, Niño Jesús, etc.), lo que aumentará el tráfico en el centro urbano", señalan.

Los manifestantes reprochan al Ayuntamiento de Madrid la falta de medidas ambiciosas para reducir el tráfico. El Plan A (Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Ciudad de Madrid), aprobado en 2017 y aún vigente, incluye 30 medidas.

La primera de ellas fue Madrid Central, que se puso en marcha en 2018, mientras que la siguiente era el 'Rediseño de las vías principales de distribución del tráfico y conexión periferia-centro', que contemplaba "la redistribución del espacio en calzada, con una reducción de carriles destinados a los automóviles, lo que permitiría establecer plataformas reservadas para el transporte público en superficie en ambos sentidos y la integración de la movilidad en bicicleta y peatonal", una medida que se ha olvidado.

Según Ecologistas en Acción, en el resto de la zona metropolitana y también en la Comunidad de Madrid se están dando dinámicas similares que también promueven la insostenibilidad de la movilidad en la capital.

Así, aseguran que el Gobierno regional está elaborando un nuevo plan de carreteras con numerosas ampliaciones de vías; municipios como Getafe, Alcalá de Henares o Torres de la Alameda están "eliminando carriles bici"; y los carriles Bus-Vao "nunca pasan de ser promesas", etc.

Para denunciar estas situaciones y exigir un cambio de rumbo, las organizaciones convocantes han organizado una marcha reivindicativa en bicicleta, que ha partido de Cibeles, pasando por Plaza Elíptica, uno de los lugares más contaminados de Madrid, y por el Paseo de Yeserías, donde se han encontrado con los grupos que se oponen a la tala de árboles relacionada con la construcción de la línea 11 del Metro.

A su regreso a Cibeles, los ciclistas se han unido a aquellos que se han concentrado frente al Ayuntamiento para enumerar "los retrocesos y la falta de ambición" del Gobierno municipal en materia de movilidad sostenible.

Tags

Categoría

Madrid