Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Mujer responsable del crimen de Borja Villacís es enviada a prisión tras negarse a declarar.

Mujer responsable del crimen de Borja Villacís es enviada a prisión tras negarse a declarar.

El juez de Instrucción número 38 de Madrid, en función de guardia de detenidos, ha tomado la decisión de enviar a la cárcel, sin posibilidad de fianza, a la mujer de 52 años detenida por su presunta implicación en el crimen a tiros de Borja Villacís luego de negarse a declarar.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha informado que la calificación inicial de los hechos está pendiente de la investigación que está llevando a cabo el juzgado de Instrucción número 19.

En paralelo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Illescas (Toledo) ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para Kevin P.E., otro de los detenidos por el crimen de Borja Villacís.

Junto a Kevin P.E., I.E.B. también ha sido presentada ante el juez después de su detención en Yuncos (Toledo), prestando declaración ante el Juzgado de Instrucción de Illescas, en funciones de guardia, según han informado fuentes judiciales de Castilla-La Mancha a Europa Press.

María José E.J., la mujer de 52 años y nacionalidad española, fue encontrada en un lavadero de coches en la plaza Elíptica de Madrid después de cambiar las placas del vehículo que se vio en el lugar del asesinato junto a un descampado en la carretera de Fuencarral al Pardo minutos después del crimen.

La Policía ha confirmado que ella conducía ese vehículo, un BMW dañado en la escena del crimen y con los airbags activados. En el descampado se la vio con otras dos personas más jóvenes, a las que María José llevó en el coche hasta el lugar del homicidio.

Se cree que uno de ellos es su hijo Kevin P.E., de 24 años, uno de los individuos que abrió fuego contra Borja y su amigo Luis F.A., quien aún se recupera en el hospital Fundación Jiménez Díaz de las heridas no mortales en la cabeza. Este último ha proporcionado información relevante a la Policía sobre el caso.

Kevin fue detenido en Yuncos (Toledo) junto a Ismael E.I.V., un ciudadano marroquí de 24 años, en el momento en el que intentaban cambiar de escondite. La Policía sospecha que Ismael podría ser el segundo pistolero implicado en el crimen.

Ante la falta de cooperación en las declaraciones de los detenidos, la Policía está trabajando en cotejar evidencias como huellas, ADN, testimonios de testigos, imágenes de cámaras de seguridad, y mensajes de sus celulares para esclarecer los hechos y la huida.

La investigación sigue en curso, ya que se cree que Ismael podría haber actuado como encubridor y podría haber otro asesino prófugo. También se está investigando si alguna persona transportó a los dos tiradores desde la zona norte de la M-40 hasta Yuncos. Además, se está analizando el rol de un coche azul que algunos testigos mencionaron como involucrado en el traslado de Luis al hospital.

En el operativo, también se arrestó a una cuarta persona, Omar, pero tras confirmar que no estaba relacionado con el homicidio, fue puesto en libertad con cargos. Los agentes del Grupo V del Homicidios de la Policía Nacional de Madrid continúan investigando las posibles motivaciones detrás de este crimen.