Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Metro contrata seguridad para proteger sus instalaciones y museos.

Metro contrata seguridad para proteger sus instalaciones y museos.

Desde el suburbano se apela a un "aumento progresivo" de intrusiones con el objetivo de vandalizar el material móvil en los últimos años

MADRID, 3 Mar.

Metro de Madrid ha licitado la contratación de los servicios de vigilancia para la seguridad de los recintos y dependencias que conforman el patrimonio de la compañía, un contrato con un presupuesto base de licitación superior a 66,15 millones de euros (IVA incluido) y una duración de 48 meses (cuatro años).

En concreto, se trata de la seguridad de la sede social, los puestos centrales de control, el Centro de Tecnologías de la Información (CTI), los Puestos de Seguridad de Línea (PSL), y los museos y otros espacios expositivos.

El contrato sustituye al que tenían adjudicado Sercon H24 Seguridad y Vigilancia y la empresa Segurisa desde noviembre de 2019, con una duración inicial de cuatro años pero que se han visto prorrogado en dos ocasiones, por seis meses cada vez.

Con los servicios contratados, que se complementa con la utilización de sistemas de videovigilancia, se busca garantizar la seguridad de personas y bienes en los recintos y dependencias gestionados por Metro de Madrid para las actividades de mantenimientos, de administración y de dirección, los puestos centrales de control, los de tecnologías de la información, de logística, de formación del personal, para la vigilancia de la salud y museísticas.

De este modo, en el nuevo contrato las horas de servicio anuales pasarían a ser de 544.004, lo que supone 22.820 horas al año más con respecto a los contratos en vigor, es decir, un incremento del 4,38%.

Esta subida obedece al aumento de las instalaciones a vigilar y a un ligero ajuste de servicios en algunos establecimientos, "pensados con el fin de reducir con los nuevos contratos el número de incidencias ocurridas en el periodo que se cierra". En este sentido, desde el suburbano se apela al "aumento progresivo" de intrusiones con el objetivo de vandalizar el material móvil registrado en los últimos años.

Entre otros, se prevé un incremento de 3.496 horas anuales más de apertura ordinaria (más días en fechas especiales como período navideño, Semana Santa y en el Puente de la Constitución), la apertura para visitas programadas de grupos los viernes por la mañana y, como novedad, la apertura de todos los museos durante el mes de agosto.

También se contempla un aumento de otras 1.248 horas anuales más para dar cobertura a los eventos en los que, periódicamente, se pide la participación de Metro como 'Halloween', 'La noche de los libros', 'Madrid Otra Mirada', 'La Noche de los Museos', Openhouse', 'La Noche en Blanco' o 'La Semana de la Ciencia'.

Igualmente, se alude a una actividad a pleno rendimiento del futuro Centro de Proceso de Datos (CPD) en el recinto de Canillejas, considerada como Infraestructura Crítica, el aumento de vandalismo en el recinto de Sacedal, que "lidera el ranking de intrusiones y daños que sufre Metro en su material móvil", o en las instalaciones de Aluche, y ante el incremento de actividad previsto en Villaverde con motivo de la ampliación de la Línea 3 de Metro, que contempla un nuevo acceso al recinto.

Frente a ello, prevé que se reduzca en otras instalaciones como el Complejo denominado Centro Integral del Transporte (CIT) ubicado en la Avenida de Asturias, por "los cambios introducidos en la gestión de la seguridad" y "la incorporación de nuevos medios técnicos", que se han demostrado eficaces. Aunque está previsto el inicio de la actividad del resto de edificios que componen el complejo que pudieran requerir un aumento de los servicios, no se ha tenido en cuenta debido a la incertidumbre sobre las fechas en las que serán necesarios.

Otras novedades que podrían variar las necesidades pero que no han sido contempladas por las mismas razones son la actividad a pleno rendimiento del futuro Centro de Proceso de Datos (CPD) en el recinto de Canillejas; la construcción de un nuevo Puesto de Seguridad de Línea; o los servicios derivados de que los horarios de utilización del Centro Técnico y Administrativo (CTA) tengan alguna variación o del incremento de los espacios museísticos o sus horarios de apertura a visitantes.

Por contra, apunta a modificaciones a la baja, de hasta de un 10%, que podrían deberse a la reducción de las dependencias a vigilar, con motivo de los cambios en la actividad de Metro, entre los que cita que no fuera necesaria la vigilancia en el edificio de Castelló, en el distrito de Salamanca, que pasará a convertirse en un espacio cultural, o a un cambio en la vigilancia actual para la custodia de los coches históricos estacionados en la estación de Chamartín, "como consecuencia de implantarse, durante la vigencia del nuevo contrato, soluciones físicas que ofrezcan suficientes garantías para la seguridad del material histórico custodiado".

De cara a la adjudicación del contrato, Metro remarca que es necesaria "una selección de alto valor técnico, eliminando la preferencia al coste económico". Tres empresas de seguridad se han declarado en quiebra en los últimos años cuando prestaban servicios para Metro, la última de ellas, Ombuds en 2019, que tuvo como resultado la contratación de las empresas actuales a un precio superior en un 38%.

Los impagos, merma de condiciones laborales, y, en consecuencia, las numerosas huelgas, concentraciones, etcétera, han despertado desconfianza y repercutido negativamente en la imagen de Metro y del sector, se alega desde la compañía, que remarca que, por el contrario, "cuando ha sido el factor determinante para la adjudicación, la mejor oferta técnica, se observa que se eleva el nivel del servicio que se recibe".

El lote 1, con un presupuesto base de licitación de 42,55 millones de euros, comprende los recintos de Ventas, Canillejas (con Centro de Continuidad de Servicio, CCS), el Centro de Proceso de Datos (CPD) en Canillejas (con arma), Fuencarral, Saceral, Hortaleza L1, Recintos Hortaleza L4 y ML1, Aluche, Laguna, Cuatro Vientos, Loranca, Valdecarros, Villaverde y Puerta de Arganda.

Por su lado, el lote 2, con presupuesto base de licitación de 23,6 millones de euros, incluye las dependencias de Cavanilles, Avenida de Asturias, Cristalia, Puesto Central, CTI, Despacho de Cargas y subestación de Castelló, así como los PLS de Moncloa, Nuevos Ministerios y Puerta del Sur, y la cobertura de apertura ordinaria y de eventos y exposiciones de los museos y la exposición de coches históricos de Chamartín.