Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Más Madrid propone homenajear a las víctimas del franquismo en los calabozos de la Real Casa de Correos.

Más Madrid propone homenajear a las víctimas del franquismo en los calabozos de la Real Casa de Correos.

El partido político Más Madrid ha presentado una proposición no de ley en la que solicita que los calabozos de la Real Casa de Correos, ubicada en la Puerta del Sol de Madrid y actual sede de la Presidencia de la Comunidad, sean adaptados para conmemorar a las víctimas del franquismo que sufrieron violencia y represión en ese lugar hasta 1979, cuando albergaba la Dirección General de Seguridad.

De acuerdo con la información obtenida por Europa Press, la propuesta busca cumplir con las demandas del movimiento memorialista madrileño y hacer honor a la Ley de Memoria Democrática aprobada en 2022.

Más Madrid plantea que se instale una placa conmemorativa en un plazo máximo de un mes y que se adapte un antiguo calabozo o celda en un plazo de seis meses, para promover la memoria a través de testimonios y material multimedia. Además, instan al Gobierno central a declarar la Real Casa de Correos como Lugar de Memoria y proceder con su anotación preventiva mientras se lleva a cabo el proceso de declaración oficial.

Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha presentado una iniciativa similar en el Congreso para declarar como Lugares de Memoria Histórica tanto la Real Casa de Correos como la tapia sur del Cementerio de la Almudena en Madrid.

El PSOE destaca que la Real Casa de Correos fue durante la dictadura franquista un lugar donde se detenía ilegalmente, maltrataba y torturaba a disidentes políticos, y menciona casos emblemáticos como el de Tomás Centeno Sierra y Julián Grimau. En cuanto a la tapia sur del Cementerio de la Almudena, señalan que allí fueron fusiladas alrededor de 3.000 personas durante la brutal represión franquista, dejando impactos de bala visibles en el muro hasta la actualidad.

El secretario general del PSOE-M, Juan Lobato, ha subrayado la importancia simbólica de estos lugares para concienciar sobre el pasado de España y la Comunidad de Madrid, enfatizando la necesidad de mantener viva la memoria histórica a nivel nacional.