"Más Madrid pide un salario mínimo de 1.500€ para educadoras infantiles, a pesar de que actualmente muchas reciben mil o menos"

Los pliegos del Ayuntamiento eliminan los puntos por mejoras salariales que se incluyeron durante el mandato de Carmena

MADRID, 28 Jun.

El grupo municipal de Más Madrid reclama un salario de al menos 1.500 euros mensuales para las educadoras infantiles cuando ahora muchas de ellas, las que trabajan en las 69 escuelas de gestión indirecta de la ciudad de las 71 que tiene la red del Ayuntamiento, están en huelga reclamanado una mejora de su convenio colectivo, que se está negociando a nivel estatal, por el que perciben un sueldo de "alrededor de mil euros o menos".

La edil de Más Madrid Lucía Lois ha acompañado esta mañana a educadoras y a las familias que las apoyan. Lo ha hecho desde las puertas de la escuela infantil El Olivar, en Lavapiés, donde ha descrito el convenio colectivo como la herramienta "que les asegura una situación de precariedad y un salario indigno" que sufren más de 1.300 trabajadoras.

Reclaman una mejora salarial que sea recogida en el convenio colectivo convocando huelgas y paros durante las mañanas de esta semana y una manifestación la tarde del próximo jueves. Y en esta "precariedad que sufren las trabajadoras de las escuelas infantiles", apunta Más Madrid, el Ayuntamiento tiene mucho que decir.

"Los pliegos del Ayuntamiento de Madrid, que han salido hace apenas unos meses, ya quitaron los puntos por mejoras salariales que se ofrecían anteriormente (incluídos durante el mandato de Manuela Carmena). Esto supone que las empresas adjudicatarias no pueden subir los salarios de las trabajadoras porque los pliegos, el dinero que cobran por hacer este servicio público, no dan para ello", ha explicado Lois.

El principal grupo de la oposición reclama y exige al Ayuntamiento liderado por José Luis Martínez-Almeida "que cambie estos pliegos y que vuelva a incluir las mejoras salariales como parte de los contratos que hace con las escuelas infantiles".

Más Madrid ya alertó en primavera de que el Gobierno municipal había incluido el criterio precio con un peso del 25 por ciento en los nuevos pliegos de las escuelas infantiles, mientras que en procesos anteriores directamente no aparecía o simplemente representaba el 1 por ciento en la baremación. "Esto abre la puerta a que vuelvan a entrar como gestores de estos centros empresas que sólo persiguen el beneficio económico, cuando lo que debe primar es el proyecto educativo y no los criterios económicos", ha advertido Lois.

El de las educadoras "es un trabajo fundamental, están cuidando a los más pequeños, los niños de entre cero y tres años, bebés. Cuidan de ellos durante ocho horas al día once meses al año. Es un trabajo importantísimo, que requiere muchísima responsabilidad, una formación muy específica pero están cobrando salarios que son verdaderamente indignos".

Más Madrid propuso hace meses, y lo incluyeron en su programa electoral, un salario mínimo municipal de 1.500 euros, "digno", para las trabajadoras y trabajadores de servicios externalizados, principalmente mujeres, las que están detrás de las escuelas infantiles, del servicio doméstico, de las residencias de mayores o de la limpieza.

"Necesitamos que sus salarios se actualicen, que suban, que sean más dignos para que ellas también puedan llevar un salario digno a sus familias, a sus casas y no tengan que, como ahora muchas veces, tener un segundo trabajo por las tardes para poder llegar a final de mes", ha reclamado Lucía Lois.

La situación actual "es otro ejemplo más de las políticas antifamilia de este Gobierno". "Almeida lo único que propone es dar un chupete y un folleto contando cómo son los servicios completamente saturados y precarizados que ofrece a las familias de la ciudad de Madrid. Y nosotros reclamamos servicios verdaderamente importantes, como son las escuelas infantiles dignas, con trabajadoras con salarios dignos en esta ciudad", ha demandado la concejala.

Más Madrid llama a aumentar el número de escuelas infantiles públicas en la ciudad (una en cada barrio), hacer que los comedores escolares sean gratuitos, igual que las actividades extraescolares y los campamentos de verano "porque esas son realmente las medidas que las familias en esta ciudad están reclamando y necesitan".

"TENEMOS A NIÑOS MUY PEQUEÑOS CON 40º EN PATIOS SIN SOMBRA"

Lucía Lois también ha puesto el foco en el calor, después de que desde hace meses vengan demandando mejoras en los patios escolares y otras medidas de carácter urgente. "Tenemos a niños muy pequeños con temperaturas de 40 grados en patios sin sombra, en patios sin agua, en aulas no climatizadas", ha descrito.

"Y mientras el Ayuntamiento de Madrid sigue sin hacer nada. Llevamos meses reclamando medidas para que los niños no estén en riesgo de tener golpes de calor, como puede ser lo que suceda esta semana. Estas escuelas infantiles funcionan durante todo el mes de julio y necesitamos medidas urgentes para paliar las consecuencias de la crisis climática en los colegios y las escuelas", ha exigido la edil.

A lo que ha sumado el calificado como "error" por el Gobierno Almeida, el hecho de que "casi un centenar de familias se han quedado sin beca infantil para las escuelas privadas". Las familias registraron las solicitudes el 27 de julio del año pasado, el último día permitido según la web municipal, "pero el Ayuntamiento las ha rechazado por estar fuera de plazo ya que la fecha tope oficial era el día 26". Y mientras "el Ayuntamiento de Almeida no ha dado ninguna solución".

También ha recordado que al día siguiente de las elecciones, "Almeida hizo públicas las listas de admisión de las escuelas infantiles: si el curso pasado se quedaron sin plaza 8.000 familias, este año han sido 10.000" por "un gestión que no puede ser más caótica y más clarificadora de lo poco que al alcalde le importa la educación infantil y las familias".

Virginia es madre de un niño que acude a El Olivar. Ella y otras familias apoyan a las educadoras en su protesta. "No nos afecta su huelga, lo que nos afecta a las familias es que ellas no tengan unos derechos sociales y laborales", ha explicado a la prensa.

"Están en peores condiciones y no van a cuidar igual de bien a nuestros hijos. Las apoyamos al cien por cien. Tienen razón, todos queremos lo mejor en nuestros trabajos y sobre todo ellas, que cuidan de nuestros peques", ha trasladado.

Marina es otra madre que apoya a las educadoras porque llevan a cabo "un trabajo con tantísima responsabilidad y tantísima influencia, como es el cuidado de los más pequeños y de las más pequeñas".

"Para nosotros lo importante es que nuestros niños estén lo mejor atendidos posible, con una gente que tiene tanta entrega y tanta profesionalidad y tanto cariño por su trabajo. Pero tienen que tener unas condiciones dignas y un salario digno para desempeñar su trabajo lo mejor posible. Por eso las apoyamos al cien por cien y lo que haga falta", ha asegurado.

Tags

Categoría

Madrid