Magistrado defiende que los enfermos mentales son desatendidos por el sistema.

Magistrado defiende que los enfermos mentales son desatendidos por el sistema.

El joven acusado de intentar matar a su madre declaró en el juicio que peleó contra el diablo durante un brote psicótico. Tiene 24 años y padece esquizofrenia severa, y desde hace más de un año cumple prisión provisional en una cárcel ordinaria a pesar de su grave enfermedad mental.

La madre del acusado ruega entre lloros al tribunal que ayude a su hijo a ingresar en un hospital psiquiátrico, lamentando que su familia haya sido "dejada de la mano de Dios". El presidente de la Sección 23 ha querido darle palabras de aliento para intentar apaciguar su angustia.

El magistrado comenta que los enfermos mentales están muy desatendidos por el sistema judicial y sanitario, lo que lleva a muchos enfermos a ingresar en prisiones ordinarios ante las deficiencias del sistema psiquiátrico penitenciario.

El acusado se sienta en el banquillo por el intento de homicidio de su madre, quien quedó gravemente herida tras ser golpeada con una muleta, causándole un grave traumatismo craneoencefálico. La fiscal solicita cuatro años y seis meses de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de resistencia a agentes de la autoridad.

La familia reclama que se le aplique una eximente completa por enfermedad mental, lo que le haría inimputable al tener en el momento de los hechos alteradas las capacidades cognitivas y volitivas. El chico cumple prisión preventiva en la cárcel ordinaria de Soto del Real en el módulo de enfermería por sus graves problemas mentales y se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico.

Mañana se celebrará la prueba pericial, clave para determinar si el acusado carece de responsabilidad penal por su condición de enfermo mental. El abogado defensor y criminólogo Eugenio Rubio Linares se ha quejado de que su cliente lleve año y medio en un penitenciario ordinario a pesar de que tiene diagnosticado una esquizofrenia paranoide severa y ha sufrido abusos por parte de los intentos con motivo de su condición de enfermo mental.

En las testificales, los agentes que acudieron al lugar han relatado que se encontraron al chico ensangrentado y con un cuchillo en la mano, ofreciendo resistencia en su detención. A la llegada de los agentes, la madre estaba sobre un charco de sangre en el baño totalmente destrozada por los golpes con la cara hinchada y parte del cuero cabelludo desprendido, siendo trasladada al Hospital Ramón y Cajal.

El escrito de la Fiscalía señala que a consecuencia de estos hechos la mujer sufrió diversas lesiones que tardaron setenta días en curar. Tras la agresión, ocurrida el 10 de febrero de 2022, el acusado salió del domicilio familiar con un cuchillo en la mano que fue intervenido por la policía.

Además, tras solicitarles los agentes para que depusiera su actitud antes de a ser detenido, el acusado, "con intención de menoscabar su integridad física y con claro desprecio al principio de autoridad" comenzó a forcejear con uno de ellos, que resultó herido. En el momento de los hechos el procesado, que padece de una esquizofrenia paranoide, tenía alteradas de forma grave sus facultades intelectivas y volitivas.

Tags

Categoría

Madrid