Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Maestre critica la falta de cumplimiento de Cibeles con las normativas de calidad del aire.

Maestre critica la falta de cumplimiento de Cibeles con las normativas de calidad del aire.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha señalado que el Consistorio capitalino se encuentra muy lejos de cumplir con la nueva directiva europea de calidad del aire, que establece límites más estrictos para las emisiones contaminantes.

Maestre ha destacado que bajo la gestión de José Luis Martínez-Almeida, Madrid está lejos de cumplir con las normativas para disfrutar de un aire limpio. Según sus declaraciones, el 88 por ciento de las estaciones de la ciudad no cumplen con los nuevos límites de dióxido de nitrógeno (NO2), siendo solo El Pardo y la Casa de Campo los lugares donde se cumplirían estos límites.

La portavoz de Más Madrid ha mencionado irónicamente el "mayor logro de Almeida en calidad del aire", que fue la protección de Madrid Central por decisión judicial, y ha urgido al alcalde a tomar medidas inmediatas debido a que los cinco años que ofrece la directiva para cumplir son insuficientes para realizar todos los ajustes necesarios.

Además, Más Madrid planea presentar una propuesta para ampliar las zonas de bajas emisiones, extender áreas peatonales y carriles bici a todos los barrios de la ciudad, con el objetivo de transformar Madrid en un entorno más verde y sostenible.

REGULACIONES MÁS ESTRICTAS PARA EL AIRE LIMPIO

El Parlamento Europeo ha aprobado nuevas normas para reforzar la regulación y supervisión de la calidad del aire en la Unión Europea, con límites más rigurosos para los contaminantes principales, como las partículas finas y el dióxido de nitrógeno, con miras a alcanzar una meta de "cero contaminación" para el año 2050.

Estas normativas establecerán estándares más exigentes de calidad del aire de la UE para 2030, alineados con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sujetos a revisiones periódicas.

La directiva revisada incluye una serie de contaminantes, como las partículas finas (PM2,5 y PM10), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el dióxido de azufre (SO2), con normas específicas para cada uno de ellos.

RESTRICCIÓN DE VALORES Y PRÓRROGAS

Los valores límite anuales para los contaminantes con mayor impacto en la salud humana, PM2,5 y NO2, se reducirán significativamente, pasando de 25 microgramos por metro cúbico (ug/m3) a 10 ug/m3 y de 40 g/m3 a 20 ug/m3 respectivamente.

En caso de superarse un valor límite u objetivo, los Estados miembros deberán establecer una ruta sobre la calidad del aire entre 2026 y 2029 si se prevé que la contaminación supere el límite para 2030. Asimismo, se concede la posibilidad de solicitar aplazamientos para cumplir con los valores límite hasta 2040 en circunstancias específicas.

Para obtener estas prórrogas, los países de la UE deberán presentar proyecciones que demuestren una breve superación de los límites y garantizar que se alcanzarán al final del período establecido.