Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La Guardia Civil aprehende individuo implicado en el triunfo delictivo en Morata de Tajuña.

La Guardia Civil aprehende individuo implicado en el triunfo delictivo en Morata de Tajuña.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre por el asesinato de tres hermanos de avanzada edad cuyos cadáveres fueron descubiertos la semana pasada en una vivienda de Morata de Tajuña, han informado a Europa Press fuentes de la Comandancia de Madrid.

Aunque todavía se desconocen detalles sobre la identidad de esta persona, se sospecha que podría tratarse de un ciudadano de nacionalidad paquistaní de 42 años. Este individuo ya había agredido anteriormente a una de las hermanas debido a unas deudas que él había contraído con ellas.

En el registro de la vivienda, realizado el viernes, la Guardia Civil encontró una pistola de fogueo simulada. Según los agentes, los hermanos habían adquirido esta arma para defenderse de las múltiples amenazas que habían recibido.

Las investigaciones se centran en el entorno cercano de las víctimas, quienes habían solicitado dinero a numerosos vecinos. Curiosamente, no se encontraron señales de forzamiento en las puertas o cerraduras de la casa, aunque sí estaban cerradas las ventanas y persianas.

La principal hipótesis que baraja la Guardia Civil es que los asesinatos están relacionados con una estafa amorosa y una deuda pendiente. Hace años, las hermanas entablaron una relación pseudoamorosa a distancia con dos supuestos militares, uno de los cuales aseguró que el otro había fallecido y necesitaba dinero para cobrar una herencia. A pesar de las advertencias de amigos y familiares, las hermanas continuaron enviando importantes sumas de dinero a su supuesto "novio" estadounidense.

Los vecinos comenzaron a preocuparse cuando dejaron de ver a los hermanos durante un mes. La Policía Local y la Guardia Civil procedieron a realizar un registro en la vivienda y encontraron los cadáveres parcialmente quemados y apilados, junto con restos de sangre.

Los investigadores continúan recopilando pruebas y testimonios de familiares y vecinos de las víctimas. Las hermanas llevaban varios años jubiladas y su hermano sufría una discapacidad. Además, según los indicios, los hermanos tenían otras propiedades que podrían haber sido vendidas para satisfacer las demandas del supuesto amante o de otros deudores.