Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La C-9 de Cercanías renueva sus trenes icónicos 'suizos' en un cambio completo de la línea.

La C-9 de Cercanías renueva sus trenes icónicos 'suizos' en un cambio completo de la línea.

Una oportunidad única se presenta este domingo para disfrutar de la histórica línea C-9 utilizada principalmente por senderistas y esquiadores.

MADRID, 1 May.

La C-9 de la red de Cercanías de Madrid, que conecta Cercedilla y Cotos, cerrará temporalmente su servicio este domingo día 5, despidiendo a los icónicos trenes de la serie 442 de Renfe, conocidos como los 'suizos', que han operado en esta línea de montaña.

Las obras de renovación integral obligarán a cerrar el servicio durante aproximadamente un año, con la infraestructura y estaciones siendo renovadas por Adif y Renfe respectivamente. Durante este período, se ofrecerá un servicio de autobuses gratuitos para los viajeros.

La Zona Verde de Cercanías Madrid permitirá disfrutar en tren del entorno de la Sierra de Guadarrama hasta el último día, ofreciendo vistas a los Siete Picos, Valle de Valsaín, Navalmedio, Fuenfría y el Mirador de la Reina.

Con un total de cinco viajes diarios de ida y vuelta, y dos más los fines de semana, es necesario reservar con anticipación debido a la limitada disponibilidad de plazas. El costo del billete es de 17,40 euros.

Una oportunidad para disfrutar de esta histórica línea, utilizada mayormente por senderistas y esquiadores, que permite el acceso desde Cercedilla hasta el Puerto de Navacerrada y Cotos. Con una longitud de más de 18 kilómetros y un desnivel de 719 metros, es un recorrido icónico en la región.

El domingo marcará la despedida de los legendarios trenes de la serie 442 de Renfe, que han prestado servicio en esta línea desde la década de los setenta.

La línea, inaugurada en 1923, ha experimentado varias mejoras y modernizaciones a lo largo de los años, culminando en los trenes actuales de la serie 442. Estos trenes circulan en vías estrechas debido a la orografía del terreno, con pendientes y curvas que requieren material móvil específico.

A lo largo de su historia, la línea ha contado con diferentes tipos de trenes, incluyendo los icónicos 'suizos', y ha sido clave en la conexión de la región de Madrid con zonas montañosas.

La renovación de la línea en la década de los 70 permitió la introducción de los trenes de la serie 442, marcando un antes y un después en la calidad y eficiencia del servicio.

Estos trenes cuentan con una capacidad de hasta 100 pasajeros sentados, ofreciendo comodidades como calefacción y espacios para bicicletas y equipaje.

Próximamente, estos trenes serán reemplazados por nuevas unidades construidas por CAF, que ofrecerán mayor capacidad y comodidades para los pasajeros.

La llegada de estos trenes garantizará una mejor frecuencia en el servicio e incrementará el número de pasajeros por viaje, mejorando así la experiencia para todos los usuarios.