Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Juana Canal: el acusado de su asesinato irá a juicio en septiembre en Madrid

Juana Canal: el acusado de su asesinato irá a juicio en septiembre en Madrid

El presunto autor del terrible homicidio de Juana Canal, Jesús Pradales, será juzgado entre septiembre y octubre por este crimen que conmocionó a Ciudad Lineal en 2003 y que finalmente se resolvió después de 19 años.

El juicio se llevará a cabo los días 16, 17, 18, 19, 20, 23, 24, 25, 26, 27, 30 de septiembre de 2024 y 1, 2, 3 y 4 de octubre, según detallan los magistrados de la Sección 7 de la Audiencia Provincial de Madrid en un auto al que tuvo acceso Europa Press.

La Fiscalía de Madrid y la acusación particular, representada por el abogado Juan Manuel Medina, solicitan una condena de quince años de prisión por homicidio, alegando una agravante de parentesco y, en el caso del abogado de la familia, una agravante de género.

El proceso se ha retrasado tras una serie de irregularidades en la instrucción, lo que llevó a la jueza a dictar el auto de apertura de juicio oral y a sentar a Jesús Pradales en el banquillo de los acusados.

El abogado del acusado ha intentado sin éxito impugnar las diligencias posteriores al 23 de noviembre de 2020, que incluyen su detención y declaración ante la jueza.

En octubre de 2022, Jesús Pradales declaró que la víctima lo amenazó con un cuchillo durante una discusión y que su muerte fue accidental tras intentar defenderse de la agresión.

El caso se resolvió al encontrar los restos de Juana en una finca en Ávila, llevando a la detención de Jesús en octubre. A pesar de que los restos se descubrieron en mayo de 2019, la familia no fue informada hasta junio de 2022.

Tras su detención, un juez de Ávila ordenó su ingreso en prisión provisional y luego se remitió el caso a Madrid al considerar que los hechos ocurrieron en la capital.

En el auto de apertura de juicio, la jueza relata que Jesús golpeó a Juana en el cuello durante una discusión en febrero de 2003, causando su muerte, y luego trasladó y enterró su cuerpo en Navarredondilla, según la investigación.

Las acusaciones piden 15 años de cárcel por homicidio con agravantes, mientras que la defensa argumenta que no hubo intención criminal por parte de Jesús Pradales.

La defensa sostiene que Juana Canal era adicta al alcohol y pastillas, y alega que Jesús actuó en defensa propia ante la agresión de Juana, provocando accidentalmente su muerte en medio de la pelea.

Ante el temor de ser acusado por la muerte de Juana, Jesús decidió esconder el cuerpo sin comunicar a nadie lo sucedido, según la versión de la defensa.