Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Jóvenes se jactan de ser arrestados para ingresar a pandillas, según testimonio en corte

Jóvenes se jactan de ser arrestados para ingresar a pandillas, según testimonio en corte

MADRID, 6 Oct. - En el juicio contra cuatro presuntos miembros de los Dominican Don't Play (DDP) por una agresión en febrero de 2022, un agente de la Policía Nacional ha relatado cómo algunos jóvenes que quieren pertenecer a la banda se enorgullecen de ser detenidos como un logro para su integración.

El agente, quien tiene conocimiento del barrio de Ciudad Lineal, ha afirmado que muchos jóvenes están dispuestos a hacer cualquier cosa para ingresar en la banda. Su testimonio ha sido presentado ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Madrid, donde se está llevando a cabo el juicio por una agresión que tuvo lugar en la plaza Alsacia del distrito de Ciudad Lineal.

Los acusados, uno de ellos en prisión preventiva por otro incidente, fueron detenidos como parte de una operación policial a gran escala desplegada debido a los graves incidentes ocurridos el mismo fin de semana en que se cometió la agresión juzgada, y en los que murieron dos miembros de los trinitarios.

En la sesión del viernes, el tribunal escuchó el testimonio de los agentes de la Brigada Provincial de Información, así como de varios policías de la comisaría de Ciudad Lineal y agentes de la Policía Municipal de Madrid. Durante sus intervenciones, describieron el modus operandi de las bandas, su forma de vestir y los logros necesarios para ingresar desde muy jóvenes.

Los agentes también pusieron de relieve el grave peligro que representa la presencia de miembros de los trinitarios y DDP en Ciudad Lineal, ya que el distrito está dividido en dos territorios de dominio de estos grupos juveniles violentos.

Estas dos bandas son actualmente las más activas en la capital y tienen su base en Ciudad Lineal, Carabanchel, Vallecas y Tetuán. Se estima que hay unos 300 miembros con capacidad operativa. En su mayoría, son jóvenes españoles nacidos o nacionalizados (un 80%), muchos de ellos escolarizados y sin carencias afectivas, pero con la necesidad de pertenecer a un grupo. Por ello, se considera importante la prevención desde edades tempranas.

Uno de los agentes declaró ante el tribunal: "Hablaba mucho con ellos. Conozco a uno de los acusados desde que era pequeño". Según este agente, las bandas son actualmente uno de los principales problemas de seguridad en la capital, tal y como demuestran los datos oficiales.

En la apertura del año judicial en Madrid, la fiscal superior de Madrid, Almudena Lastra, ya advirtió del aumento significativo de los asesinatos y las lesiones cometidas en 2022, muchos de los cuales están vinculados a miembros de bandas juveniles violentas.

En concreto, uno de los agentes recordó que, cuando estaba en la comisaría de Ciudad Lineal, participó en numerosas identificaciones y en una ocasión presenció la detención de un joven de 14 años por posesión ilegal de armas, pero este se sentía orgulloso de ello. "Iba feliz con las esposas", comentó el agente.

En la sesión, otro policía señaló que la pareja del joven apuñalado declaró que los agresores eran conocidos en el vecindario por ser miembros de los DDP. Según la chica, apuñalaron a su novio supuestamente porque les había mirado mal al pasar frente a ellos.

Por otra parte, los agentes de la Brigada Provincial de Información han identificado a los acusados como miembros activos de los DDP e incluso han indicado que uno de ellos sería uno de los más violentos de la banda. Se le acusa de haber participado en una agresión a un trinitario, al que se hirió gravemente con un machete y un punzón.

Los acusados, que tienen entre 19 y 21 años, cuentan con numerosos antecedentes policiales debido a múltiples detenciones e identificaciones relacionadas con incidentes violentos como peleas, según los agentes de la Policía Nacional.

Algunos de los antecedentes mencionados fueron las identificaciones realizadas el 13 de enero de 2021, cuando agentes de la Unidad de Prevención y Reacción intervinieron en una pelea multitudinaria en el distrito de Carabanchel, donde se confiscaron armas. Durante el enfrentamiento, se identificó a algunos de los acusados, así como a otros jóvenes, algunos de los cuales eran destacados miembros de los DDP.

La fiscalía pide doce años de prisión para cada uno de los acusados por intento de homicidio y lesiones leves. El juicio se reanudará el próximo 11 de octubre.

Los hechos juzgados ocurrieron alrededor de las 22:30 horas del 6 de febrero de 2022, cuando la víctima y su novia, acompañados de una tercera persona, se encontraban sentados en un banco en la plaza mencionada de la capital. Dos de los acusados se acercaron a ellos y sin mediar ninguna discusión previa comenzaron a agredir al chico con puñetazos y patadas. En un momento dado, uno de los acusados llamó al resto que estaban cerca.

Cuando llegaron, participaron en el ataque, propinándole puñetazos y patadas al joven, al que apuñalaron en el costado, mientras le decían "mírate bien que estás puyao". Al intentar proteger a su novio, la chica fue golpeada por los cuatro acusados, sufriendo múltiples lesiones.

Según parece, la joven les contó a los agentes de la Policía Nacional que los agresores les dijeron que les habían mirado mal al pasar delante del banco.