Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Joven encarcelado por provocar incendio en su vivienda de Alcalá durante la noche.

Joven encarcelado por provocar incendio en su vivienda de Alcalá durante la noche.

MADRID, 1 Mar.

La Policía Nacional ha detenido al joven acusado de incendiar de forma intencionada un piso en Alcalá de Henares y taponar las salidas mientras dormían sus padres y hermano, que resultaron heridos, ha informado a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Las llamas comenzaron a la 1:45 horas del día 13 de febrero en el bajo de un bloque de cinco viviendas en la calle Ramón María del Valle Inclán número 15 de la ciudad complutense, según informó en su momento a Europa Press un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Se desplazaron al lugar efectivos de Cruz Roja, Summa-112, Policía Local y Nacional y Bomberos de la Comunidad. A su llegada, encontraron un incendio muy extendido que en pocos minutos en el bajo y con el hueco de la escalera todo lleno de humo.

Así, confinaron a los vecinos de los pisos superiores. Tras controlar y extinguir el incendio, ventilaron y evacuado a los vecinos para el tratamiento sanitario. Después, los bomberos procedieron a su realojo.

Los sanitarios atendieron a tres personas de una misma familia y se encontraban en la vivienda origen de las llamas, de la que lograron escapar por una ventana al encontrarse en una piso bajo. Se trata de hombre de 65 años, el padre, que fue trasladado al Hospital de la Paz con quemaduras faciales leves e intoxicación leve de humo.

La madre y el hijo, de 54 y 28 años, respectivamente, fueron derivados al Hospital Príncipe de Asturias por intoxicación leve. El Summa-112 en el lugar a otras dos personas, dándolas de alta 'in situ'. El perro de la familia perjudicada falleció, según informó la Policía Local.

La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación del suceso. Los agentes de la Policía Científica inspeccionaron el salón y determinaron que el fuego no se produjo por causas accidentales o fortuitas, sino provocadas.

Los funcionarios tuvieron dificultad para realizar su trabajo por las altas temperaturas que aún soportaba la vivienda al día siguiente. Y es que a nivel de suelo se llegaron a alcanzar los 200 grados centígrados y a nivel de techo los 700 durante el incendio.

No obstante, los agentes sí tomaron fotografías y recogieron un cuchillo por si tuviera algún tipo de relación con el incendio. También hablaron con los padres y con los vecinos, que aseguraron que ha habido incidentes anteriores en el edificio.

Todos las miradas se centraron entonces en el hijo mayor del matrimonio, que dormía en el sofá del salón y que salió del lugar en llamas sin avisar a su familia y supuestamente taponando las salidas de la vivienda "para anular posibles vías de escape", han indicado fuentes policiales. La vivienda quedó destrozada.

La Guardia Civil le localizó semanas después en la localidad de Corpa, donde fue detenido acusado de tres tentativas de homicidio, amenazas graves, incendio y maltrato animal. Tras pasar a disposición judicial, el juez le ha envidado a prisión de forma provisional. Ahora se está evaluando su estado psicológico y mental.