Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Gobierno solicita a Ministerio de Igualdad convocar Comité de Crisis ante creciente ola de crímenes machistas

Gobierno solicita a Ministerio de Igualdad convocar Comité de Crisis ante creciente ola de crímenes machistas

MADRID, 28 Nov.

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, ha solicitado este martes la convocatoria del Comité de Crisis al Ministerio de Igualdad para analizar estos dos últimos casos de violencia de género mortal registradas este fin de semana en la región, que han terminado con dos mujeres y una niña fallecida.

Martín quiere que el Comité del Ministerio --que ahora detenta una ministra socialista-- analice "en todo lo posible aquellas cuestiones que hayan podido fallar".

"Pero, desde luego, creo que lo primero es que seamos todos conscientes de que desde cada una de las instituciones, entidades, sean de las Administraciones Públicas, de las Fuerzas y Grupos de Seguridad del Estado, de la Judicatura, de los Servicios Sociales, desde todos los estamentos de esta sociedad, tenemos que hacer un esfuerzo adicional para que ninguna mujer se quede desprotegida".

Así lo ha manifestado Martín este mediodía en el minuto de silencio en el que ha participado este mediodía junto a la ministra de Igualdad, Ana Redondo y empleados de la Delegación del Gobierno en Madrid a las puertas de esta sede estatal en señal de repulsa y de condena por los últimos asesinatos por violencia de género ocurridos en la región.

Con esas víctimas, son ya siete las mujeres asesinadas y una niña este año en la Comunidad de Madrid por violencia de género, 53 en toda España y 1.238 desde 2003, año en que comenzó a registrarse la cifra.

"Estas cifras son insoportables, como es insoportable que a día de hoy 9.500 mujeres de la región estén ahora mismo en riesgo y dadas de alta en el sistema VioGén por ser víctimas de violencia de género. La violencia de género, la violencia machista es la manifestación más brutal de la desigualdad estructural entre mujeres y hombres que existe en el mundo", ha afirmado el Francisco Martín.

Por ello, el representante del Gobierno en Madrid ha hecho un llamamiento a mantener la unidad en esta lucha y a "no cejar en el empeño" contra la violencia de género, con las medidas de prevención, intervención y de seguridad para sus víctimas.

Previamente, el delegado se había sumado también esta mañana al minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento de Madrid en la plaza de Cibeles.

Francisco Martín ha pedido la reunión del Comité de Crisis de Igualdad tras conocerse que la mujer de 25 años y su hija de 5 no contaban con protección policial pese a que, según sus vecinos, recibía amenazas de su expareja y ya había estado en el Sistema Integral de Protección a las Víctimas de Violencia de Género (VioGén), pero su caso estaba inactivo porque hace un juez absolvió a este individuo.

Concretamente, según fuentes policiales, el caso había sido dado de alta en el Sistema VioGén el 14 de septiembre de 2020 por la comisaría de la Policía Nacional de Torrejón de Ardoz tras la presentación por parte de la víctima de una denuncia por malos tratos en el ámbito familiar. Afirmó que su expareja la había golpeado y amenazado con un cuchillo.

Ese mismo día, los agentes le realizaron la valoración policial, que concluyó con un riesgo alto, con especial relevancia. Esta valoración determinó la puesta en marcha de medidas de protección policial. De forma complementaria, el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrejón estableció al día siguiente una Orden de Protección a la víctima imponiendo a este hombre prohibición de aproximación y comunicación a su expareja a menos de 500 metros.

Con fecha de 30 de octubre de 2020, el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 4 de Madrid levantó las medidas cautelares impuestas el 15 de septiembre de ese mismo año por el Juzgado de Torrejón.

Lo hizo "por no concurrir la situación objetiva de riesgo que exige la ley", ya que finalizada la instrucción, indica el auto, al que tuvo acceso Europa Press, "no resultaron indicios de que en el mes de julio y en una discusión sin testigos, el investigado agrediese a la denunciante, no existiendo tampoco ninguna lesión objetivada en el parte de asistencia de tal presunto hecho".

En cuanto a la presunta agresión del día 6 de septiembre de 2020 denunciada por la ahora fallecida, con amenazas simultáneas con cuchillos, el mismo Juzgado concluyó que "ningún indicio hay de esta última".

Por ello, el magistrado de Violencia sobre la Mujer denegó la orden de protección "por no concurrir la situación objetiva de riesgo que exige la ley". Se trataba, según las mismas fuentes judiciales, de un hecho aislado, "alzándose como contraindicio de riesgo la circunstancia de que la presunta víctima, siguiendo el consejo de su padre, que convivía con ellos, le aconsejó no denunciar, y de hecho, si la denunciante lo hizo fue una semana después".

Y lo hizo, informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), por un motivo que ella había expresado en el día de su comparecencia, "que no fue por su protección, sino por intentar evitar que el investigado se llevara a su hija a Perú, pues en aquellos días tuvo conocimiento de la intención de él --el actual supuesto homicida-- de regresar a su país y temió que pudiera llevarse a la niña".

Pese a la retirada de las medidas de protección, la Policía Municipal de Madrid estuvo realizando labores de vigilancia desde llamadas casi diarias y entrevistas con la ahora fallecida.

Lo hizo hasta que, continuado el proceso judicial, con fecha de 1 de diciembre de 2022, el Juzgado de lo Penal número 37 de Madrid absolvió al acusado de ese delito de lesiones en el ámbito familiar ocurrido supuestamente en septiembre de 2020. No han existido más denuncias, indican.

El juez tomó esta decisión porque su pareja sentimental "no recordaba lo sucedido", a falta de testigos presenciales que aportasen una versión ajena a la mantenida por ambos, ya que él negó los hechos imputados. De hecho, en la vista acudió la mujer acabó retirando las acusaciones civiles y penales, según las mismas fuentes.

Por todo ello, y en base al principio de 'in dubio pro reo', su expareja resultó absuelto, con una sentencia que fue reafirmada el 9 de enero de 2023. La Fiscalía, que pedía para el acusado una pena de 15 meses de cárcel, porque entendía que era un delito menor de malos tratos, no recurrió el fallo judicial.

En el otro caso, el ocurrido en Puente de Vallecas, el arrestado por matar a su mujer se llama Antonio, tiene 42 años, es español y capitán del Ejército de Tierra en activo. Fue conducido a la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, que investiga el caso. Ayer pasó a disposición del juez, que le envió preventivamente a la cárcel.

Según fuentes policiales consultadas por Europa Press, el supuesto asesino no tenía antecedentes por maltrato ni pesaba sobre alguna orden de alejamiento. La víctima no le había denunciado, por lo que no tenía o no había contado con órdenes de protección, por lo que no se encontraba registrada en el Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén).