"El Tribunal Supremo desestima la apelación de los Ecologistas y da luz verde al proyecto de Madrid Nuevo Norte"

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de casación presentado por Ecologistas en Acción contra la sentencia que respaldó el plan urbanístico de Madrid Nuevo Norte. Según fuentes jurídicas, el Tribunal considera que no hay fundamentos suficientes para impugnar el plan.

Ecologistas en Acción presentó este recurso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de febrero de 2023, que respaldó el plan al afirmar que no alteraba la clasificación del suelo ni implicaba un incremento significativo de la edificabilidad para actividades económicas, entre otros argumentos.

El Tribunal Superior madrileño desestimó nueve recursos, incluido el de Ecologistas en Acción, interpuestos contra el Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid que aprobó la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana en relación a la Prolongación de la Castellana y la Colonia Campamento.

Los magistrados del Tribunal Supremo desestiman el recurso de Ecologistas en Acción por falta de fundamentos jurídicos y por "carencia de interés casacional". Además, se imponen las costas. En los próximos días, el Tribunal se pronunciará sobre el resto de las impugnaciones contra el desarrollo del plan urbanístico.

Entre los recurrentes se encuentran Ecologistas en Acción, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Muñoyerro Desarrollos Urbanos y Propiedades Chamartín S.A.

Ante las alegaciones de los recurrentes, los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid concluyeron que no se puede deducir la existencia de desviación de poder o actuación arbitraria en la aprobación de la modificación, ya que se pueden observar las razones de la colaboración necesaria de las administraciones en la ejecución y desarrollo del nuevo ámbito urbanístico al revisar los antecedentes de planeamiento.

Los demandantes solicitaban, en primer lugar, la anulación de los acuerdos adoptados por la Comunidad de Madrid al modificar el Plan General de Ordenación Urbana de 1997, argumentando que esta medida encubría una revisión del planeamiento urbanístico de la ciudad que se llevó a cabo vulnerando el principio del procedimiento.

Simultáneamente, solicitaban la nulidad del acuerdo por haber sido resultado de un pacto previo entre ADIF/DCN y el Ayuntamiento de Madrid, algo prohibido según el artículo 25 de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid (LSCM).

Además, impugnaban el plan por alterar el equilibrio entre edificabilidad y cantidad y calidad de las dotaciones, por no considerar adecuadamente las alternativas de desarrollo urbanístico en su tramitación y evaluación ambiental, y por aprovechar los suelos actualmente afectados al dominio público ferroviario al colocar sobre ellos una gran losa de hormigón que albergaría la mayor parte de las zonas verdes del desarrollo.

Los magistrados desestimaron todas las alegaciones presentadas por los demandantes, incluyendo la primera, al considerar que la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana siguió el procedimiento adecuado al tratarse únicamente de una modificación y no de una revisión del PGOUM de 1997.

Tags

Categoría

Madrid