Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

El Orgullo genera 520 millones de euros en la capital, un aumento del 14,2% respecto a 2022.

El Orgullo genera 520 millones de euros en la capital, un aumento del 14,2% respecto a 2022.

El Ayuntamiento de Madrid ha informado que el Orgullo ha dejado un impacto económico de 519,9 millones de euros en la ciudad, lo que representa un aumento del 14,2 por ciento en comparación con 2022, según datos de la plataforma de Geoblink y el BBVA. Este incremento también se refleja en comparación con un periodo estándar antes y después del Orgullo, con un aumento de 39,6 millones en el valor total de la producción en la ciudad.

Según los organizadores, alrededor de un millón y medio de personas se han dado cita en el MADO, procedentes de Europa, América y Asia. Esto se ha traducido en un saldo de gasto registrado en toda la ciudad, especialmente en la zona centro de la capital, que ha experimentado un impacto de 177,8 millones de euros.

Las zonas con mayor gasto son el área sur de la Milla de Oro en el Barrio de Salamanca, seguido del área norte de la Milla de Oro, la zona de Gran Vía y Puerta del Sol y Chueca. La restauración, la moda y la alimentación son las categorías que más han contribuido al gasto durante el Orgullo.

En comparación con el periodo estándar, todas las categorías han experimentado aumentos de gasto durante el MADO, siendo la de alojamientos turísticos y moda las que más han crecido en el conjunto del municipio. Durante el Orgullo, más de la mitad del gasto en la ciudad ha sido realizado por residentes en Madrid, mientras que los visitantes de fuera de la Comunidad de Madrid aportaron el 18,5% y los extranjeros el 12,3%.

Destaca el aumento del gasto realizado por visitantes nacionales, superando incluso el gasto realizado por turistas extranjeros en comparación con el Madrid Orgullo 2022. Barcelona, Las Palmas y Valencia son las provincias españolas que más han contribuido al gasto de los visitantes nacionales. En cuanto a los visitantes extranjeros, los turistas estadounidenses son los que más han gastado, seguidos por los mexicanos, británicos y franceses. Los ciudadanos chinos tienen el valor medio más elevado de consumo en el municipio.