El mercado de los Mostentes dará prioridad al peatón y mejorará su accesibilidad

El mercado de los Mostentes dará prioridad al peatón y mejorará su accesibilidad

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha supervisado hoy las obras de remodelación del mercado de Mostenses, junto a la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y el concejal de Centro, Carlos Segura. Estos trabajos, que finalizarán en otoño, tienen como objetivo ampliar el espacio para los peatones y mejorar la accesibilidad en la zona.

La reforma también abarca las calles circundantes de Antonio Grilo, General Mitre, García Molinas, San Ignacio de Loyola, Maestro Guerrero, travesía de las Beatas y travesía de la Parada.

Con una inversión de 3 millones de euros, el objetivo principal de esta remodelación es aumentar el espacio público disponible para los peatones, especialmente en las áreas este y sur del mercado, que coinciden con la entrada principal.

Además, el proyecto busca fortalecer la conexión entre la plaza de los Mostenses y la calle Gran Vía, a través de la creación de una ruta peatonal desde el eje principal de la ciudad.

El alcalde ha destacado que la legislatura anterior se caracterizó por "la mayor transformación urbana de Madrid, con una inversión de 2.000 millones de euros en obras, infraestructuras y espacio público durante cuatro años", y ha expresado su deseo de que esta nueva remodelación sea "otra muestra de mejora".

Esta intervención tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del mercado, así como la accesibilidad de los comercios cercanos, que dispondrán de más espacio para su actividad comercial.

Para lograrlo, el diseño contempla la peatonalización completa de la Plaza de los Mostenses, la calle Antonio Grilo y las travesías de la Parada y de las Beatas. La calle García Molinas también será peatonal, aunque se mantendrá un carril de acceso al aparcamiento.

En la calle General Mitre se invertirá la dirección del tráfico y se creará una zona de carga y descarga junto al mercado. En el tramo entre Ricardo León y Gran Vía se habilitarán dos carriles de doble sentido.

De esta manera, todos los flujos de tráfico se concentrarán en esta calle. Por otro lado, en la calle Ricardo León solo se permitirá la salida del aparcamiento existente y se creará una zona de carga y descarga.

La intervención en esta zona también incluye la renovación de los pavimentos y el mobiliario urbano, que contará con pérgolas vegetales y áreas de juegos infantiles. Asimismo, se plantarán 55 nuevos árboles, se sustituirá el alumbrado por uno más eficiente y se renovarán las infraestructuras de alcantarillado, drenaje y riego. También se ha reforzado la estructura del aparcamiento subterráneo y se ha impermeabilizado su cubierta.

Tags

Categoría

Madrid