Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

El juez interroga a Jorge Vilda, exseleccionador, en el caso Rubiales

El juez interroga a Jorge Vilda, exseleccionador, en el caso Rubiales

PARA EL DOMINGO

MADRID, 8 Oct.

El juez de la Audiencia Nacional que investiga al expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales por el beso que propinó a la jugadora Jennifer Hermoso en la entrega de trofeos del Mundial en Sidney (Australia) tomará declaración este martes como investigado al exseleccionador femenino Jorge Vilda.

Vilda, que fue destituido el pasado 5 de septiembre, declarará ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1, Francisco de Jorge. Cabe recordar que el hermano de Hermoso aseguró ante el juez que recibió presiones por parte del entonces seleccionador nacional tras el beso de Rubiales.

Siguiendo esta ronda de declaraciones, el magistrado interrogará el próximo 16 de octubre como investigado al director de la Selección masculina, Albert Luque. Más adelante, el 2 de noviembre, escuchará al seleccionador masculino Luis de la Fuente, al exdirector de Comunicación de la RFEF Pablo García Cuervo y al subdirector de Comunicación, Enrique Yunta.

Por último, el juez ha citado el día 14 de noviembre al psicólogo de la selección femenina, Javier López Vallejo, al ex director de gabinete de Luis Rubiales, José María Timón, y al responsable de compliance de la selección, Javier Pujol.

La teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, preguntó a Rubiales en sede judicial por cinco personas durante el interrogatorio ante el juez celebrado en el marco de la causa que se sigue por presuntos delitos de coacciones y agresión sexual.

Las fuentes consultadas explicaron entonces que el Ministerio Público trató de averiguar si esas cinco personas, entre las que se incluyen Vilda y los mencionados Luque y Rivera, habrían tratado de coaccionar a la jugadora tras el beso forzado.

Esta misma semana 'El Español' publicó extractos de la declaración del propio Rubiales ante el magistrado, que se celebró el pasado 15 de septiembre. En esos audios Rubiales defiende que el beso fue una "muestra de afecto" que se produjo de forma "natural", a la luz de "millones de ojos" y que fue "con consentimiento". Rubiales, a preguntas del abogado de Hermoso, aseveró que se trataba de una "celebración totalmente extraordinaria", que preguntó a la jugadora antes de darle el beso y que ocurrió "con consentimiento".

"Si le pregunté antes ¿cómo no le voy a respetar?", respondió a la pregunta de si consideraba que había respetado a la jugadora al besarle en la boca, para luego apuntar que Hermoso tras ese episodio "se fue muerta de risa" y dándole "dos cachetes en el costado".