Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Desmantelan red de trata que involucraba a varias mujeres, liberando a 7 y deteniendo a 24 implicados.

Desmantelan red de trata que involucraba a varias mujeres, liberando a 7 y deteniendo a 24 implicados.

Las víctimas eran obligadas a prostituirse y a consumir y traficar con drogas conviviendo hacinadas y vigiladas las 24 horas del día

MADRID, 12 Dic.

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una importante operación en la que se han liberado a siete víctimas de trata con fines de explotación sexual. En esta operación se han detenido a 24 personas que presuntamente formaban parte de una peligrosa organización criminal. Esta organización se dedicaba a captar a mujeres en Colombia y distribuirlas por pisos y chalés de Madrid.

Las mujeres eran sometidas a condiciones inhumanas, siendo obligadas a ejercer la prostitución y a consumir y traficar drogas. Vivían hacinadas y eran vigiladas las 24 horas del día. Así lo ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los integrantes de esta red criminal implementaban diversas medidas de seguridad para evitar ser descubiertos, logrando obtener más de medio millón de euros de beneficios con sus actividades delictivas. Todo esto ha sido revelado por la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La investigación se inició gracias a una llamada al teléfono de atención a las víctimas de trata. Una mujer denunció ser sometida por esta red criminal. A este testimonio se unieron otros cinco de jóvenes que afirmaron haber sido captadas por una mujer que organizaba vuelos desde Colombia hasta España y que les había proporcionado un billete de avión a Madrid.

Una vez en la capital, las mujeres eran entregadas a otra mujer que se encargaba de colocarlas y distribuirlas en pisos y chalés donde eran forzadas a ejercer la prostitución para pagar la supuesta deuda contraída por el viaje.

Estas mujeres vivían en condiciones inhumanas, sin poder salir durante los primeros 21 días. Estaban hacinadas y vigiladas las 24 horas por varios responsables de la red. Además, eran obligadas a ejercer la prostitución en condiciones insalubres, trabajando turnos de 24 horas.

Cada piso albergaba entre 10 y 15 mujeres, que vivían hacinadas en habitaciones con literas. Además, todas ellas eran anunciadas en páginas web de prostitución asociadas a números de teléfono de contacto. Si el cliente lo solicitaba, las mujeres eran obligadas a consumir drogas e incluso tenían que transportarlas cuando salían del domicilio, bajo amenaza de castigos o expulsión de estas viviendas.

Además de la explotación sexual, algunos de estos inmuebles también se utilizaban como puntos de venta de drogas.

Los investigadores descubrieron que la red criminal realizaba numerosas medidas de seguridad para dificultar la localización de los pisos y el rastreo de sus transacciones financieras. Utilizaban cuentas bancarias diferentes cada día, asociadas a distintos números de teléfono, complicando aún más su seguimiento.

Tras el análisis de estos movimientos, los agentes determinaron la existencia de un complejo entramado financiero a través del cual la red diversificaba sus ganancias provenientes de la explotación sexual y el tráfico de drogas, llegando a obtener un beneficio superior al medio millón de euros.

Entre las actividades de la red, se verificó que parte del dinero obtenido era utilizado para la compra y venta de joyas y otros objetos de valor.

Actualmente, la investigación continúa en curso, mientras se espera el análisis de las cuentas bancarias. Sin embargo, las mujeres fueron liberadas y los miembros de la red criminal fueron detenidos a principios de noviembre. Durante la operación, se llevaron a cabo seis registros en diferentes localidades de la Comunidad de Madrid.

Los arrestados han sido puestos a disposición de la autoridad judicial bajo la sospecha de ser los responsables de los delitos de trata de seres humanos, prostitución, contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Los dos principales líderes de esta red fueron enviados a prisión provisional.