Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Desmantelan 68 viviendas ilegales en zona protegida y se indaga a 70 individuos

Desmantelan 68 viviendas ilegales en zona protegida y se indaga a 70 individuos

La Guardia Civil ha llevado a cabo una investigación en la Comunidad de Madrid, en la que se han investigado a 70 personas por delitos contra la ordenación del territorio. El motivo de esta investigación es la detección de 68 viviendas ilegales construidas en terreno no urbanizable protegido. Así lo ha informado la Comandancia de Madrid en un comunicado de prensa.

A lo largo de los últimos meses, los agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo un operativo para combatir la proliferación de construcciones ilegales en la región, centrándose especialmente en el paraje llamado "El Balcón" en Mejorada del Campo. Durante este operativo se realizaron un total de 68 inspecciones en viviendas construidas de manera ilegal en terrenos que no están destinados a uso residencial.

Este operativo se originó debido a las quejas recibidas sobre las construcciones que se estaban llevando a cabo en dicho paraje sin ningún tipo de orden. Ante el gran volumen de construcciones ilegales, que incluían algunas en pleno proceso de edificación, se recabaron informes de los ayuntamientos afectados y de la Subdirección General de Inspección y Disciplina Urbanística de la Comunidad de Madrid. Así, la Guardia Civil realizó un operativo en dos fases con más de 50 agentes y con el apoyo técnico de los departamentos de Urbanismo y la policía local de Mejorada del Campo.

Después de un minucioso estudio, se pudo constatar la falta de licencias para realizar construcciones en esa zona, ya que está catalogada como no urbanizable común. Es importante tener en cuenta que en dicha área no se permite la construcción de edificios residenciales ni la subdivisión de terrenos. Además, este área cuenta con un nivel especial de protección, ya que ha sido declarada como Zona Arqueológica. Por tanto, una vez se llevó a cabo la inspección ocular, se procedió al cierre y la paralización cautelar de las obras en construcción.

En la primera fase del operativo, llevada a cabo en junio pasado, además de las construcciones ilegales, se descubrió también una plantación de marihuana en una de las parcelas inspeccionadas. Esto llevó a que el propietario de esta plantación también fuera investigado por el delito contra la salud pública.

El objetivo de este tipo de operativos es contribuir a la protección del territorio y el urbanismo, lo cual tiene un impacto significativo en el medio ambiente y en las especies de flora y fauna que habitan en ese entorno. Todo ello con el fin de lograr un uso sostenible de los espacios y la protección de los recursos naturales en una comunidad autónoma con una alta densidad de población, que favorece el uso inadecuado del suelo y la creación de asentamientos ilegales sin servicios básicos. Así lo señala el Instituto Armado en su comunicado de prensa.

Actualmente, se están estudiando otras construcciones ilegales en diversas localidades como Chinchón, Valdemorillo, Camarma de Esteruelas, Buitrago del Lozoya y Fuente del Saz del Jarama.

Esta investigación ha sido llevada a cabo por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y el Puesto de Mejorada del Campo, con el apoyo de la Subdirección General de Inspección y Disciplina Urbanística de la Comunidad de Madrid y la Policía Local de Mejorada del Campo.