Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Comunidad pide a la Justicia suspender decreto municipal que impide avance de obras en La Cantueña

Comunidad pide a la Justicia suspender decreto municipal que impide avance de obras en La Cantueña

La Comunidad de Madrid ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el decreto del Ayuntamiento de Fuenlabrada que paraliza las obras del nuevo centro de menores de La Cantueña y pide la suspensión de esta norma municipal como medida cautelarísima para permitir que continúen los trabajos, según fuentes autonómicas consultadas por Europa Press.

Este recurso se presenta luego del anuncio la semana pasada de recurrir de inmediato el decreto aprobado por el Consistorio que detenía las obras en La Cantueña, argumentando una "absoluta carencia de fundamento" en esta resolución.

El Ejecutivo regional ha explicado que el artículo 163 de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid les permite ejecutar obras de forma inmediata por razones de urgencia o interés general, circunstancias que consideran presentes en este caso, ya que la legislación obliga a prestar atención inmediata a los menores no acompañados que llegan.

Ante ello, advirtieron que recurrirían de inmediato la resolución del Ayuntamiento de Fuenlabrada, la cual consideran sin fundamentos, ante los órganos jurisdiccionales competentes, acción que se ha concretado este lunes.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada comunicó a la Comunidad de Madrid y a la empresa constructora el decreto de paralización de las obras de adaptación del centro de menores migrantes no acompañados de La Cantueña de forma "inmediata", en base a un expediente de reversión que justifica esta medida.

Según fuentes municipales, si la Comunidad o la empresa no detienen las obras, serán las autoridades locales a través de la Policía Municipal quienes tomarán cartas en el asunto.

Desde el Ayuntamiento fuenlabreño han indicado que el decreto está respaldado por informes jurídicos y han catalogado la intención de la Comunidad de Madrid de transformar el centro sin consenso municipal como un "atropello".

La Comunidad tiene planeado destinar 6,9 millones de euros para convertir estas instalaciones en un centro para menores migrantes, con 100 plazas iniciales, tras haber cedido el centro al Gobierno regional hace dos décadas para un centro de difusión ambiental. Al incumplirse el convenio, el Ayuntamiento activó la cláusula que le permite recuperar las instalaciones.

El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala (PSOE), anunció el martes que los técnicos municipales estaban evaluando la posibilidad de detener estos trabajos, una advertencia que finalmente se ha cumplido.