Cibeles convoca un pleno extraordinario para debatir la reprobación de Ortega Smith

Cibeles convoca un pleno extraordinario para debatir la reprobación de Ortega Smith

El Palacio de Cibeles aborda este jueves la reprobación del portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, pedida por Más Madrid y PSOE, en un pleno extraordinario a las 13 horas, después de que el portavoz lanzara unos folios arrastrando una botella de agua contra el escaño del concejal Eduardo Fernández Rubiño, además de encararse con él.

Ortega Smith ya fue reprobado en el mandato pasado por el Pleno de Cibeles, cuando afirmó que la crítica de los concejales de otras formaciones le importaba "un bledo", y se salvó en la sesión plenaria del mes pasado de una segunda reprobación por los votos del PP.

"Si pudiera echar el tiempo atrás haría exactamente lo mismo. Iría al mismo acto y diría exactamente lo mismo", aseguraba el portavoz de Vox, quien aseveraba sentirse "agredido" por una víctima de violencia machista en silla de ruedas como consecuencia de los balazos de su agresor.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la rueda de prensa posterior a la última Junta de Gobierno del año señaló que el pleno está justificado por "la gravedad de los hechos" ocurridos. Tras esa "conducta inaceptable", el alcalde ya reprobó a Javier Ortega Smith y pidió que entregara el acta de concejal. "No creo que quepa absolutamente ninguna duda de cuál es la postura del Grupo Municipal Popular", ha subrayado.

Tres son los puntos de la proposición de la izquierda. El primero es que el Pleno del Ayuntamiento de Madrid muestre "su más absoluta condena y rechazo a la actitud de Ortega Smith-Molina, absolutamente contraria a las normas de conducta a las que se debe cualquier representante del pueblo madrileño, así como a los principios democráticos de convivencia, y a la debida cortesía y el respeto a las normas de orden y de funcionamiento de los órganos municipales que, conforme al artículo 12 del Reglamento Orgánico del Pleno, debe presidir su comportamiento".

El segundo pasa por que el Pleno del Ayuntamiento de Madrid "exija a Ortega Smith-Molina que abandone su cargo de concejal y entregue el acta, tal y como ha ocurrido en ocasiones precedentes y que de no hacerlo voluntariamente, así se lo exija la organización política de la que forma parte".

El tercer punto demanda que el Pleno del Ayuntamiento de Madrid le requiere "que abandone su cargo de diputado nacional y entregue el acta de diputado y que de no hacerlo voluntariamente, así se lo exija la organización política de la que forma parte".

Más Madrid registró en la tarde del viernes un escrito, firmado por todos los ediles de este partido, en el que exigían la dimisión de Ortega Smith como concejal y como diputado. Un segundo escrito reclamaba la dimisión del presidente del Pleno, Borja Fanjul como "como cómplice del agresor", apuntaron a los periodistas. Fueron dirigidos a la Secretaría General del Pleno, al alcalde de Madrid, al presidente del Pleno y al resto de los grupos.

El equipo que lidera Rita Maestre mostraba su "más absoluto rechazo" a la actitud del portavoz de Vox, "absolutamente contraria a las normas de conducta a las que se debe cualquier representante del pueblo madrileño y a la debida cortesía y el respeto a las normas de orden y de funcionamiento de los órganos municipales".

Por ello, Más Madrid le exige que abandone su cargo de concejal del Ayuntamiento de la capital y de diputado en el Congreso y entregue sendas actas, "tal y como ha ocurrido en ocasiones precedentes (en referencia al socialista Daniel Viondi) y que, de no hacerlo voluntariamente, así se lo exija la organización política de la que forma parte".

Sumar y Más Madrid han reclamado a los presidentes del Congreso y el Senado, Francina Armengol y Pedro Rollán, respectivamente, que procedan a la reprobación del diputado de Vox Javier Ortega Smith y se le inste a dejar su escaño en la Cámara Baja, en respuesta a sus "amenazas" y "agresión" al edil de Más Madrid Eduardo Fernández Rubiño durante el último Pleno en Cibeles.

Javier Ortega Smith ya contestó el viernes pasado que no renunciará al acta de concejal, como le reclamaron Más Madrid, PP y PSOE, además de negar negado agresión alguna al concejal Eduardo Fernández Rubiño al tirarle sobre el escaño una botella de agua. "Que se recupere de sus graves lesiones el agredido", ironizaba.

Tags

Categoría

Madrid