Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Ayuso ignora a Vox y critica al Gobierno de Sánchez en su primer año de mayoría absoluta.

Ayuso ignora a Vox y critica al Gobierno de Sánchez en su primer año de mayoría absoluta.

El nuevo centro de ELA, las becas al estudio, el impulso a la Ciudad de la Justicia y las ayudas a la natalidad, son algunas de las medidas destacadas por el Ejecutivo madrileño.

MADRID, 27 May.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, celebra este martes un año desde que consiguió la mayoría absoluta en las urnas, liberándose de los compromisos previos con Ciudadanos y Vox, y manteniendo al Gobierno de Pedro Sánchez como blanco de sus críticas.

Después de ganar adeptos por su manejo de la pandemia y consolidarse como figura nacional, Ayuso se presentó a las elecciones del año pasado con la aspiración de obtener un resultado que superara las expectativas, logrando una mayoría no solo en la Comunidad, sino en la mayoría de los municipios. Madrid se tornó azul y la Asamblea de Madrid también.

Ayuso formó un gobierno técnico con profesionales de la administración y aprobó unos Presupuestos sin ataduras en diciembre, incrementándolos en un 20% hasta los 27.500 millones de euros.

Desde el Gobierno regional destacan que Ayuso ha mantenido sus políticas de baja fiscalidad y calidad en los servicios públicos, convirtiendo a Madrid en una región más atractiva que nunca.

Entre las acciones más relevantes de este año se encuentran la nueva construcción del Hospital 12 de Octubre, el centro de ELA, un aumento histórico en becas para estudiantes, la creación de empleo, la Ciudad de la Justicia, las ayudas a la natalidad y la fundación del Ballet Español.

Además de los Presupuestos, Ayuso logró aprobar medidas como la deflactación del IRPF, la creación de la Agencia de Ciberseguridad, la Ley de Economía Circular y la regulación de distinciones honoríficas en la región.

Las leyes más controversiales han sido presentadas a través del Grupo Parlamentario Popular, como las modificaciones contra la LGTBIfobia y Trans, y la Ley de Medidas para la Simplificación y Mejora de la Eficiencia de Instituciones y Organismos de la Comunidad de Madrid.

La confrontación con el Gobierno central, especialmente con Pedro Sánchez, ha sido una constante en esta legislatura, destacándose disputas sobre el Cercanías, la descentralización de obras de arte, la escasez de profesionales en Justicia y las diferencias en la política fiscal.

Además, las tensiones personales han agregado leña al fuego, desde el famoso 'Me gusta la fruta' durante la sesión de investidura en el Congreso, las acusaciones por delito fiscal del compañero de Ayuso, la intervención de la Fiscalía, hasta las críticas sobre la actividad laboral de la esposa de Sánchez, Begoña Gómez.