Ayuso critica la preferencia del Gobierno hacia ciertos árboles y tilda de inmadura su política de tala en L11.

Ayuso critica la preferencia del Gobierno hacia ciertos árboles y tilda de inmadura su política de tala en L11.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado al Gobierno central por dar más importancia a unos árboles que a otros y ha calificado la controversia generada por la tala de árboles para las obras de la Línea 11 del Metro de Madrid como "política infantil".

En un evento organizado por Europa Press, Ayuso ha enfatizado que se trata de 59 árboles que deben ser talados para construir más líneas de Metro que utilizan diariamente más de dos millones de madrileños.

La presidenta ha cuestionado que se centre la atención en estos árboles en particular, sin tener en cuenta los 257 que Adif también planea talar, y ha coincidido con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en que dependiendo de la ubicación de los árboles estos son considerados "de izquierdas o de derechas". Ayuso ha criticado que se dé mayor importancia a unos árboles que a otros.

Ayuso ha defendido que si bien hay que cuidar los parques y los árboles, tanto la Comunidad como el Ayuntamiento tienen altas tasas de reposición. Ha recordado que en la legislatura anterior se plantaron más de medio millón de árboles y ha afirmado que las políticas medioambientales que se están llevando a cabo son "incuestionables".

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, envió una carta al alcalde de Madrid instándole a detener la tala de árboles por considerar que se viola la protección del patrimonio natural.

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, también ha exigido al alcalde y a la presidenta que detengan la tala de árboles debido a su posible impacto en los límites del bien declarado Patrimonio Mundial por la Unesco: el Paseo del Prado y el Buen Retiro.

Tags

Categoría

Madrid