Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Arrestan a hombre que utilizaba TikTok para atraer niñas y solicitar material sexual.

Arrestan a hombre que utilizaba TikTok para atraer niñas y solicitar material sexual.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre que captaba a niñas de entre 10 y 15 años en redes sociales, simulando ser otra menor, para conseguir que le enviaran fotos y vídeos de contenido sexual, con los que luego las chantajeaba para que le enviaran más, ha informado a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La investigación se inició hace casi dos años cuando una menor de 11 años en compañía de su padre denunció ante la comisaría de la Policía Nacional de Parla que una persona desconocida se puso en contacto con ella a través de una red social para posteriormente solicitarle fotografías de carácter íntimo.

Como resultado de las pesquisas los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid lograron identificar, localizar y detener en el mes de abril del pasado año al presunto autor en Morón de la Frontera (Sevilla).

Los agentes llevaron a cabo una entrada y registro en su domicilio donde se le intervino un dispositivo móvil que arrojó información de suma importancia para los investigadores.

Tras el análisis del terminal averiguaron que existían numerosas conversaciones con otras menores en las que este individuo solicitaba y obtenía imágenes, mediante el mismo 'modus operandi' que la denuncia inicial. Lograron localizar a 11 víctimas más de toda España, todas ellas menores de edad.

Los agentes pudieron constatar que el varón contactaba con innumerables menores por TikTok, que es actualmente la red social de moda entre los menores, haciéndose pasar por otra niña con el fin de entablar una amistad y ganarse su confianza, para posteriormente solicitarles por un la red de mensajería Hangouts imágenes de índole sexual a cambio de aumentar significativamente su número de seguidores en redes sociales.

Incluso les enviaba fotografías de otras víctimas haciéndoles creer que era él para ganarse su confianza. Cuando lograba su objetivo, este individuo les insistía de nuevo para conseguir imágenes más explícitas, amenazándolas con difundirlas si se negaban.

Finalmente, el pasado 25 de abril la Policía logró nuevamente su localización y detención en Morón de la Frontera (Sevilla). Se trata de un español de 25 años, con antecedentes por prostitución y corrupción de menores. Al intervenirle

Le imputan imputándole en total doce hechos, pasando a disposición de la autoridad judicial como presunto responsable de dos delitos de agresión sexual sobre menor de 16 años, nueve de abuso sexual, once de producción de pornografía de menores y tres de amenazas. Le imputan agresión sexual por la intimidación mostrada en dos casos y abuso por lo mismo, pero de hechos cometidos antes del cambio del Código Penal. No se produjo ningún encuentro físico entre delincuente y víctimas.

El 'childgrooming' o acoso sexual de menores por medios virtuales es un delito cometido generalmente por adultos. Mediante el uso de Internet, principalmente en redes sociales, captan a menores de edad, con la intención de ganarse su confianza y así establecer una relación afectiva.

Cuando se afianza esta conexión, comienzan a solicitarles vídeos de contenido sexual o incluso contactos físicos. Una vez obtenidas las imágenes, pueden ser utilizadas para su propio consumo o para distribuirlas a terceros.

Para evitar estas situaciones, la Policía Nacional recomienda evitar la publicación de información privada o datos que te puedan identificar (tu dirección, número de teléfono, lugar donde estudias, edad...), no agregar a personas que no se conocen en tus redes sociales y bloquear a las que se hacen sentir incómodo.

Se debe identificar con un nombre de usuario que no revele tu edad o año de nacimiento. Hay que tener cuidado al enviar fotografías que puedan ser comprometedoras y no quedar en persona con desconocidos que contacten contigo en Internet.

Se deben cambiar los ajustes de privacidad en tus redes sociales para que solo las personas que aceptes tengan acceso a tus publicaciones. Y, ante cualquier propuesta que te haga sospechar o que sea incómoda, se insta a hablar con un adulto de confianza o llamar al 091, no lo dudes.