Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Almeida critica la doble moral de la izquierda al rechazar un pacto con Vox debido a la actuación de Ortega Smith, mientras sí aceptan pactos con terroristas.

Almeida critica la doble moral de la izquierda al rechazar un pacto con Vox debido a la actuación de Ortega Smith, mientras sí aceptan pactos con terroristas.

MADRID, 26 Dic. - El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha cuestionado la falta de capacidad del PP para pactar con Vox debido a la "conducta incalificable en el Pleno" de Javier Ortega Smith, mientras la izquierda sí puede llegar a acuerdos con aquellos que cometieron delitos de terrorismo y a los que se propone amnistiar.

Desde un obrador del distrito de Tetuán, Almeida ha acusado al PSOE y Más Madrid de permitir pactos con aquellos que protagonizaron un golpe de Estado en 2017, así como con un partido como Bildu, en cuyos órganos de dirección están involucrados los dos últimos líderes de ETA.

"Sin embargo, nosotros no podemos pactar ni acordar. Nosotros no podemos hacer nada más que resignarnos a que la izquierda gobierne en todo momento y bajo cualquier circunstancia. Tenemos que aceptar la superioridad moral de la izquierda, que consiste en que ellos pueden pactar con quien quieran pero también nos dicen a los demás con quiénes tenemos que pactar", ha argumentado.

Almeida ha defendido que los pactos del PP "son públicos". "Todos los españoles conocen los pactos del PP con Vox. Lo que no conocemos son los pactos del PSOE con Bildu, por ejemplo, aunque ya hemos tenido un anticipo con la entrega de la Alcaldía de Pamplona", ha declarado, antes de destacar que tampoco se conoce "el contenido completo de los pactos con el independentismo catalán".

"No nos vamos a resignar a no poder gobernar porque ellos digan que no podemos pactar, ni nos vamos a resignar a que la izquierda tenga que gobernar permanentemente solo porque ellos decidan con quién podemos o no podemos pactar", ha asegurado.

"Nuestros pactos son públicos, los españoles los conocen y sabemos cuáles son nuestras líneas rojas. No hemos cruzado esas líneas y quien las ha cruzado es el PSOE. Así que menos hipocresía, porque lecciones de ese tipo no me dan ni una", ha concluido.