Alianza PP-Vox impulsa reforma de leyes LGTBI en la Comunidad liderada por Ayuso

Alianza PP-Vox impulsa reforma de leyes LGTBI en la Comunidad liderada por Ayuso

El Partido Popular y Vox han aprobado en la Asamblea de Madrid su propuesta de modificación de las leyes LGTBI, conocidas como 'leyes LGTBI'. La izquierda, representada por Más Madrid y PSOE, se opuso a esta modificación que se llevó a cabo por urgencia y en un Pleno extraordinario. Estas leyes habían sido aprobadas durante el mandato de Cristina Cifuentes con la abstención del Partido Popular.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, había anunciado previamente su intención de modificar estas leyes para dotarlas de mayor rigor jurídico y científico, argumentando que las organizaciones tenían una gran influencia en su redacción, creando así un mundo paralelo para lobbies.

La izquierda ha criticado esta modificación señalando que se trata de la primera regresión en derechos del colectivo LGTBI en España. Más Madrid ha anunciado que presentará un recurso de inconstitucionalidad ante el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo. Por su parte, el PSOE también evalúa la posibilidad de presentar un recurso de este tipo debido a su mayoría parlamentaria en el Congreso y el Senado.

El diputado de Vox, José Antonio Fúster, ha celebrado esta modificación y ha destacado que demuestra que el Partido Popular puede cambiar de opinión y volver a la razón, incluso sin compartir gobierno. Según él, existen razones para esta reforma y muchas más para su derogación.

Por otro lado, el diputado del PSOE, Santiago Rivero, ha cuestionado al Partido Popular por la reversión en materia de igualdad de las personas LGTBI y por contar con el apoyo de Vox en esta derogación de derechos del colectivo. Ha acusado al PP de romper el consenso a favor de las personas LGTBI para aliarse con quienes están en contra.

La diputada de Más Madrid, Carla Antonelli, ha sido especialmente crítica con el Partido Popular, acusándolos de vivir en una "indigencia moral de cualquier empatía". Además, ha denunciado que Ayuso aprovecha el momento en el que España está pendiente del sorteo de la Lotería de Navidad para llevar adelante esta aberración. Durante su intervención, su grupo parlamentario ha mostrado banderas LGTBI y trans.

La diputada del PP, Mónica Lavín, ha criticado a la "minoría rabiosa" liderada por la izquierda que ha intentado agitar, incendiar y asustar con mentiras sobre estas leyes. Sin embargo, celebra que, a pesar de ello, se hayan quedado solos. A su parecer, contrasta la moderación de la reforma con la respuesta de la sociedad madrileña. Ha concluido afirmando que la soberbia y los intereses oligárquicos de la izquierda son los que explican los ataques recibidos por el PP.

En el momento de la aprobación de las leyes, asociaciones LGTBI presentes en la tribuna de invitados han mostrado sus manos pintadas de rojo, simulando que estaban manchadas de sangre. El presidente de la Asamblea, Enrique Ossorio, ha pedido que fueran expulsados.

La modificación de la Ley contra la LGTBIfobia deroga una veintena de artículos y cambia la redacción de cuatro. Se eliminan conceptos como la autodeterminación de género y la inversión de la carga de la prueba, así como la discriminación por error y la coeducación. También se retocan aspectos sanitarios y se elimina la necesidad de un informe de impacto LGTBI para las normativas de la Comunidad. Además, se suprime el artículo destinado al reconocimiento y apoyo institucional del colectivo por parte del Gobierno regional.

En cuanto a la Ley Trans, se suprimen una decena de artículos y epígrafes y se modifican otros diez. Los cambios abarcan desde el concepto de identidad de género, que pasa a ser transexualidad o condición sexual, hasta medidas en los ámbitos deportivo, administrativo y educativo. Se elimina, por ejemplo, que la Comunidad provea de acreditaciones acordes con la identidad de género manifestada y se suprime el fomento del respeto a la identidad y expresión de género en medios y códigos deontológicos sostenidos por fondos públicos. También se elimina la inversión de la carga de la prueba y la evaluación del impacto sobre la identidad de género en las leyes de la Comunidad.

En el ámbito sanitario, los menores trans deberán pasar por un examen de los pediatras antes de recibir tratamiento y se garantiza la presencia de psicólogos clínicos y psiquiatras en la Unidad de Intersexualidad y Transexualidad. Además, se incorpora el derecho a la reversión o paralización de la transición.

En el ámbito educativo, se eliminan contenidos relacionados con la diversidad y se establece que en las actividades diferenciadas por sexos se respetará a las personas transexuales sin perjudicar a los demás alumnos.

En el ámbito deportivo se mantiene el respeto a las personas transexuales en los vestuarios e instalaciones deportivas, enfatizando la defensa de las conquistas logradas por el deporte femenino a lo largo de los años. Aunque inicialmente se eliminaron las infracciones y sanciones en esta ley, en el proceso de enmiendas el Partido Popular las reintrodujo y estableció que serán las que determine la Ley Trans estatal.

Tags

Categoría

Madrid