Alcaldesa de Alcalá promete aumento policial tras afirmar existencia de dos denuncias por agresión sexual.

Alcaldesa de Alcalá promete aumento policial tras afirmar existencia de dos denuncias por agresión sexual.

La alcaldesa de Alcalá de Henares, Judith Piquet, ha anunciado que se implementarán medidas policiales en el área donde ocurrió una pelea entre dos grupos de migrantes en el barrio de El Ensanche el pasado viernes. Además, Piquet reveló la existencia de dos denuncias por agresión sexual en diciembre, en las que se describe al agresor como "un varón negro y joven".

Estas declaraciones se dieron después de que Piquet presidiera una Junta Local Extraordinaria de Seguridad, en la que se discutió la situación generada por la llegada de migrantes desde Canarias al Centro de Acogida, Emergencia y Derivación (CAED), así como la pelea que tuvo lugar cerca del Parque de la Tirolina, resultando en tres detenidos y seis heridos de origen marroquí.

La reunión concluyó con el compromiso de establecer un mayor diálogo, coordinación y planificación en materia de seguridad ciudadana entre las administraciones competentes, con el fin de abordar la supuesta "inseguridad" denunciada por los vecinos. Según la alcaldesa, esta inseguridad ha ido en aumento.

En el encuentro se mencionaron hechos "acreditados", como la presencia de menores entre los migrantes llegados, alrededor de 300 en total, así como la existencia de migrantes con procedimientos de expulsión pendientes que se encuentran en libertad. También se citó el consumo de alcohol y drogas en el Centro Comercial Alcalá Magna y espacios públicos, así como un brote de sarna y denuncias por agresiones sexuales.

Según Piquet, durante la reunión quedó demostrado que no existía comunicación entre el Gobierno central y el Ayuntamiento, ni a través de la Delegación de Gobierno ni del Ministerio de Migraciones. La única vía de comunicación ha sido a través de la dirección del centro, gestionada por una ONG.

Entre los compromisos adquiridos, destaca el refuerzo policial en la zona alrededor del CAED, el barrio del Ensanche y el Centro Comercial Alcalá Magna, donde ya se han registrado incidentes. Habrá patrullas a pie de la Policía Nacional y la Policía Local de Alcalá de Henares informará sobre su presencia. Sin embargo, el Ayuntamiento sigue exigiendo un aumento de efectivos de la Policía Nacional.

Además, el Gobierno central aceptó la petición del Ayuntamiento de crear una comisión o mesa técnica para elaborar un plan de seguridad conjunto. También se acordó que los detenidos se someterán inmediatamente a un expediente de expulsión para su pronta deportación, algo que no ocurría anteriormente.

La alcaldesa informó sobre la existencia de expedientes sancionadores de expulsión, ingresos en el CAED y detenidos por la pelea, algunos de los cuales están en prisión provisional. Sin embargo, también mencionó que hay otros casos de detenidos con procedimientos de expulsión en curso que se encuentran en libertad.

En la junta también se abordó la situación de los menores, con alrededor de 300 que han afirmado ser menores de edad. Piquet señaló que, una vez demostrada su condición de menores, la responsabilidad recae en la Comunidad de Madrid.

Otro de los temas tratados fue la necesidad de establecer protocolos de actuación tanto dentro como fuera del centro, para garantizar la seguridad de los vecinos. Se acordó seguir celebrando reuniones con el objetivo de mejorar la coordinación y el intercambio de información.

Tags

Categoría

Madrid