Abogado de familia de hostelero asesinado en San Blas denuncia atrocidad del crimen.

Abogado de familia de hostelero asesinado en San Blas denuncia atrocidad del crimen.

Un hostelero llamado Juan Miguel fue degollado en marzo de 2020 mientras intentaba defenderse de un robo en su bar, planificado por su cuñado. El juicio por este crimen tuvo lugar en la Audiencia Provincial de Madrid, donde la fiscal pidió una condena que diera consuelo a la familia de la víctima, mientras que el abogado de los allegados calificó el asesinato como una "ejecución". Será un jurado popular quien determine los hechos y su calificación.

Los acusados, dos autores materiales de los hechos y el inductor del delito, mostraron su arrepentimiento ante el tribunal en su última palabra, asegurando que nunca quisieron llegar a ese trágico final. La fiscal solicitó una condena de 17 y 15 años de cárcel por delitos de robo con violencia, con la agravante de disfraz, y homicidio, mientras que la familia exige una condena de 25 años, calificando los hechos como un asesinato agravado.

El crimen tuvo lugar cuando Juan Miguel cerró su bar y se dirigió junto a su pareja y su cuñada al lugar donde tenía el coche aparcado en la calle de Hinojosa del Duque. Allí, fue apuñalado en el cuello y la puñalada le atravesó la tráquea. Los delincuentes huyeron del lugar sin robar nada. Según se descubrió en el juicio, el cuñado ideó un plan para robar la recaudación y encargó el atraco a dos toxicómanos que conoció días antes en un bar, suministrándoles dos cuchillos y datos sobre los itinerarios de la víctima.

La defensa de los acusados pidió que se aprecien las atenuantes de drogadicción, reparación del daño y confesión tardía, mientras que la abogada del inductor del delito reclamó una condena solo por el robo con una atenuante de drogadicción.

La fiscal discrepa de la atenuante de drogadicción, ya que no había pruebas que sustentaran que los acusados no tenían pleno uso de sus capacidades cognitivas y volitivas al momento de los hechos. Asimismo, se opone a aplicar una atenuante por confesión al inductor, quien admitió que planeó el robo tras haberlo negado en tres ocasiones.

El abogado de la familia describió a los acusados como personas que desde el inicio tenían la intención de matar a Juan Miguel, haciendo una comparación con la forma en que se degolla a un animal en el campo. "Esto fue una ejecución", afirmó. La pareja de la víctima también pidió justicia para poder descansar y que su familia pueda encontrar algo de paz.

Tags

Categoría

Madrid