Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Sindicatos amenazan con huelga si no se disminuye carga lectiva en la educación de Madrid

Sindicatos amenazan con huelga si no se disminuye carga lectiva en la educación de Madrid

El sindicato UGT, junto con CGT, STEM y CNT Comarcal Madrid Sur, han hecho público su anuncio de una próxima huelga en la educación pública madrileña por la falta de mejoras en las condiciones laborales del profesorado. Entre sus demandas se encuentra la reducción de la carga lectiva.

En su comunicado, estos sindicatos señalan el aumento de ratios en las aulas de educación especial y la falta de regulación en el trabajo de los profesionales que atienden a estudiantes con autismo. Consideran que la falta de profesionales para atender a la diversidad es insostenible y que la situación va más allá de las recomendaciones de la UNESCO, que establece que cada orientador no debe superar los 250 alumnos asignados. Advierten que en muchas zonas de Madrid esta ratio se cuadruplica.

Las organizaciones sindicales también critican la masificación y normalización de las aulas prefabricadas en algunos centros, así como el incumplimiento de la reducción de ratios en otros. Además, denuncian el aumento de plazas concertadas en centros privados, lo que consideran un abandono de responsabilidades por parte de la Administración.

En cuanto a la Formación Profesional, consideran especialmente preocupante el rechazo sistemático de miles de solicitudes para cursar ciclos formativos en centros públicos, mientras se permite que las empresas cobren una cuota por la realización de prácticas.

Además, mencionan la precariedad en las condiciones materiales de trabajo del profesorado madrileño en comparación con otras comunidades autónomas. Esto se refleja en la excesiva carga lectiva que han tenido desde el curso 2011/2012, lo cual limita su capacidad para realizar otras tareas importantes para el desarrollo de los estudiantes.

Los sindicatos critican los primeros contactos con la Consejería de Educación, Ciencia y Universidades, los cuales consideran vagos y sin un compromiso firme de reducir la carga lectiva en algunos niveles educativos. Reclaman medidas concretas para reducir las tareas burocráticas y un incremento en las retribuciones.

Aunque dejan un margen razonable para la negociación, advierten que, si no se compromete la Consejería a volver a las 18/23 horas de periodos lectivos a partir del próximo curso y no se aprueban los cupos de profesorado necesarios para atender adecuadamente a los estudiantes, habrá una huelga a finales de febrero.