Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Retiro critica falta de control en licencias de estacionamiento en Cavanilles: "Un camión circulando sin desalojar el edificio"

Retiro critica falta de control en licencias de estacionamiento en Cavanilles:

La izquierda comparte el "temor e inseguridad de las familias", unas 400 entre los tres edificios, por unas "condiciones irregulares"

La Junta Municipal de Retiro ha aprobado en el Pleno con los votos de la izquierda y el PP y la abstención en solitario de Vox una proposición presentada por Más Madrid para instar al departamento competente a revisar la licencia del aparcamiento ubicado en el patio de manzana entre las calles Abtao, Cavanilles, Juan de Urbieta y Avenida del Mediterráneo "dado que uno de los accesos no es viable y, por tanto, no se cumplen las condiciones en las que la licencia fue otorgada".

"En esta obra hay un problema serio de legalidad, de viabilidad urbanística, incluso de seguridad. Lo que pasó el sábado 2 de marzo, es muy grave porque (la maquinaria) era prácticamente más grande que un camión pasando por encima de un edificio pero sin desalojarlo, con la gente mirando por las ventanas", ha descrito el vocal vecino de Más Madrid Gorka Ascasíbar.

También se ha aprobado el segundo punto de la proposición de Más Madrid, demandar a los órganos competentes que se extreme la vigilancia de todas las actuaciones previas a la obra que se hayan solicitado o se puedan solicitar en el futuro que puedan poner en peligro la seguridad del vecindario, negándose a autorizar cualquier actuación en tanto en cuanto no se revise la licencia.

El concejal de Más Madrid en Retiro, Nacho Murgui, ha aplaudido a través de sus redes sociales la aprobación de la propuesta, "un pequeño avance pero aún lejos de ganar esta batalla".

Desde Más Madrid, Ascasíbar ha aplaudido la acción vecinal, que el pasado 2 de marzo "consiguió evitar que se trasladara sobre sus viviendas una pilotadora de más de 30 toneladas, sin que el promotor de la obra dispusiera la autorización municipal y sin contemplar las medidas de seguridad necesarias e imprescindibles como, por ejemplo, asegurarse de que no hubiera ninguna persona en el itinerario que dicha carga iba a atravesar".

"¿Cómo puede ser que el Ayuntamiento de Madrid hubiera autorizado el corte de una de las calles más importantes del barrio de Pacífico, el desvío del transporte público durante más de 48 horas y la instalación de una grúa de 60 metros de altura sin requerir la información técnica de las labores que se pretendían realizar?", se ha preguntado. Ante este "despropósito", y tras la alerta transmitida a través de los medios de comunicación, la Policía Municipal paralizó la operación.

La vecindad viene denunciando irregularidades desde 2018 en un proyecto "que no se adapta a las condiciones del patio de manzana y que no cumple con la normativa urbanística del Plan General. Fruto de ese trabajo vecinal la licencia otorgada en 2018 fue anulada exigiendo al promotor la modificación sucesiva de diferentes aspectos". Algunas de estas cuestiones se han revisado "pero otras quedan a expensas de futuras actuaciones del promotor", ha advertido Más Madrid.

Entre las cuestiones no revisadas pero que resultan "imprescindibles comprobar antes de que las obras sigan su curso" es que el aparcamiento proyectado no dispone a día de hoy de entrada y salida independiente, esencial para utilizar un aparcamiento de estas dimensiones. "El acceso previsto por la calle Cavanilles no es viable", han reseñado. La segunda tiene que ver con el riesgo de incendios "al no poder garantizar el acceso de los vehículos de bomberos".

Estas situaciones han sido trasladadas por la vecindad a la Agencia de Actividades "pero siguen sin ser tenidas en cuenta, recibiendo la respuesta de que se comprobará posteriormente en la tramitación de la licencia", una situación que Más Madrid ha tildado de "inadmisible" porque ante la gravedad de lo ocurrido el Ayuntamiento tendría que actuar "de manera urgente".

LICENCIA CONSEGUIDA EN AGOSTO Y SIN AUTORIZACIÓN PARA CONTENEDORES

La concejala-presidenta de Retiro, Andrea Levy, ha aclarado que el sábado 2 de marzo estuvo presente la coordinadora del distrito, para apuntar que "la Junta Municipal no tiene competencias en este asunto" dado que recaen en la Agencia de Actividades. Dicho órgano ha informado a la Junta de que la licencia urbanística se concedió el pasado 25 de agosto de 2023 para la actividad de garaje aparcamiento con obras de nueva planta.

Fue el pasado 23 de febrero cuando, tras las peticiones de la vecindad y de la coordinadora del Retiro por la instalación de una cinta transportadora de residuos que ocupaba el vuelo por la zona por la que transitan los peatones, se requirió la intervención de la Agencia de Actividades como órgano competente "para garantizar el cumplimiento de la normativa y la seguridad de vecinos y viandantes". Tras girar visita de inspección se emitió un informe que concluía que "no constaba autorización para la colocación de dos contenedores en la vía pública".

Vox, por su parte, ha explicado su abstención por las "dudas técnicas" referidas al conflicto competencial o la ausencia de competencias mencionadas por Levy. En cuanto a la inviabilidad de uno de los accesos al aparcamiento señalado por Más Madrid consideran que han de ser los técnicos quienes se encarguen de determinarlo.

PROYECTO NUEVO, LICENCIA NUEVA Y SUSPENSIÓN CAUTELAR DE LA OBRA

La concejala socialista en Retiro, Emilia Martínez, ha compartido el "temor e inseguridad de las familias", unas 400 entre los tres edificios, por unas "condiciones irregulares en las que se están desarrollando las obras".

El PSOE ha puesto el foco en que el acceso del aparcamiento por Cavanilles 27 "discurre por la servidumbre de paso de la comunidad de propietarios y por sentencia judicial reciente ha sido extinguido", lo que significa "que el proyecto ha quedado alterado en su superficie de construcción porque en este caso ya sólo tendría un acceso y, por lo tanto, remitiría a otras condiciones del articulado del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para los garajes de menos de 2.000 metros".

"Significa que se reduce en un 50 por ciento la superficie construida y esto representa no una modificación del proyecto original sino un proyecto nuevo y, por lo tanto, implicaría una nueva licencia por parte de la Agencia de Actividades y la suspensión inmediata de las obras en curso como medida preventiva", ha señalado, lo que ha sido recibido con aplausos por la vecindad.

Martínez ha insistido en que la vecindad se enfrenta a "unas obras probablemente irreversibles y que son inviables técnicamente". El PSOE ha propuesto la suspensión cautelar de las obras que están en curso hasta que no se resuelvan los problemas actuales.