Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Más Madrid y UGT califican los Presupuestos como una trampa y consideran que no se ajustan a las necesidades de los madrileños

Más Madrid y UGT califican los Presupuestos como una trampa y consideran que no se ajustan a las necesidades de los madrileños


Marina Prieto pide diálogo social, mientras que Mónica García cree que "no habrá entendimiento" entre las fuerzas políticas

En Madrid, Marina Prieto, secretaria general de UGT Madrid, y Mónica García, portavoz de Más Madrid en la Asamblea, han expresado su descontento con los Presupuestos de la Comunidad para el próximo año, calificándolos de "trampa" y afirmando que no satisfacen las necesidades de los madrileños.

Ambas portavoces hicieron estas declaraciones después de una reunión en la sede de UGT, donde señalaron que los presupuestos destinarán fondos a los conciertos sanitarios y educativos de gestión privada.

Marina Prieto lamentó que el sistema fiscal de Madrid perjudica a los servicios públicos y a las políticas del Gobierno regional. Criticó que los presupuestos no solucionan los problemas de los madrileños y destacó el aumento de las ratios en las aulas con alumnos con Trastornos del Espectro Autista (TEA) sin suficiente personal y la falta de fondos para implementar la jornada laboral de 35 horas para los funcionarios.

Mónica García, por su parte, criticó que los presupuestos no cumplen con las necesidades de los madrileños y que la inversión en sanidad no alcanza lo gastado el año pasado. Además, acusó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de abandonar a los más vulnerables al reducir la renta de inserción.

García destacó que los presupuestos abandonan a los mayores, descuidan la educación, perjudican a los profesionales sanitarios y no fomentan las expectativas de futuro de la región, a pesar de ser la región más rica pero también la más desigual.

Según Prieto, es necesario implementar políticas que mejoren la vida de los trabajadores y políticas de empleo activas que impulsen el mercado laboral. También hizo hincapié en la necesidad de un cambio de modelo productivo que no deje a nadie atrás y que promueva empleos verdes.

Marina Prieto instó al Gobierno de Ayuso a establecer un diálogo social que permita abordar diversos temas, desde los presupuestos hasta una posible ley de participación institucional. Asimismo, resaltó la importancia de los grandes acuerdos de consenso, que avanzan en derechos y benefician a la mayoría social y a los ciudadanos de España.

No obstante, Mónica García criticó a la dirigente madrileña por no leer sus enmiendas en los presupuestos aprobados, en los que se proponía reducir las ratios, construir centros de salud, aumentar los recursos en residencias de mayores y promover la reindustrialización en la región.

García expresó su escepticismo sobre la posibilidad de diálogo y entendimiento entre fuerzas políticas con ideologías diferentes pero con objetivos comunes, como solucionar los problemas de los madrileños. Consideró que Ayuso ha convertido su mayoría absoluta en un absolutismo en la Asamblea de Madrid.

Por otro lado, la líder de la oposición destacó el compromiso real del Gobierno de España con una agenda social tras el pacto entre el PSOE y Unidas Podemos. Subrayó que este acuerdo promueve la transición ecológica y los servicios públicos.

En contraste con los presupuestos de la Comunidad de Madrid, García enfatizó que el acuerdo de coalición en el Gobierno de España tiene en cuenta las necesidades de los ciudadanos. Finalizó expresando su esperanza de que se forme un nuevo gobierno lo antes posible para abrir una agenda social y fortalecer los elementos en los que están orgullosos.