Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Madrid adelanta convocatoria de ayudas a 280 entidades del tercer sector que el Gobierno no ha formalizado.

Madrid adelanta convocatoria de ayudas a 280 entidades del tercer sector que el Gobierno no ha formalizado.

La Comunidad de Madrid adelantará la convocatoria de ayudas a más de 280 entidades del tercer sector correspondientes al 0,7% del IRPF, la cual no ha sido formalizada por el Gobierno de España antes de la cita electoral del próximo domingo.

Así lo ha confirmado este jueves la consejera de Familia, Juventud y Asuntos Sociales, Ana Dávila, quien ha criticado que el Ejecutivo central haya "dejado sin convocar" la reunión del Consejo Territorial de Servicios Sociales donde se tenía que haber aprobado esta ayuda en virtud de la cual Madrid debería recibir 31 millones de euros, 2,2 más que en la anterior convocatoria.

Según ha explicado la consejera en una visita al centro residencial Gran Vía de Hortaleza-Fundación Betesda para la atención a personas adultas con discapacidad intelectual o del desarrollo, la convocatoria de la Comunidad de Madrid saldrá este mismo mes de julio con el fin de que las asociaciones beneficiarias "puedan llegar a tiempo para recibir estas ayudas en este año".

"Adoptamos esta medida debido a que el Gobierno de España no ha formalizado a tiempo el trámite preceptivo antes de las elecciones. Ha dejado sin convocar la reunión del Consejo Territorial de Servicios Sociales donde se tenía que haber aprobado", ha criticado Dávila, quien se ha referido al incremento en las ayudas que debía recibir la región a la "relevancia" de esta convocatoria --cuyo reparto definitivo por comunidades debía ratificarse para luego elevarlo al Consejo de Ministros-- y "su vital importancia para las entidades sociales" al financiar programas de interés social para personas vulnerables o en riesgo de exclusión.

En este sentido, Ana Dávila ha reconocido que el retraso por parte del Gobierno de España ha obligado a la Comunidad ha tener que hacer "un trámite adicional y excepcional" que ha supuesto "un gran trabajo" de su equipo para poder adelantar ese dinero a las entidades, pero ha confiado en que dicha demora por parte de la Administración General del Estado no se demore "mucho más".

Asimismo, la consejera se ha comprometido a "trabajar de la mano" de las entidades para que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia "puedan desarrollar su proyecto de calidad de vida y promover su inclusión como ciudadanos".

Ana Dávila ha puesto como ejemplo de la labor de estas entidades el trabajo que se realiza en el centro de la Fundación Betesda --adscrito a Plena Inclusión--, donde es atendido un centenar de personas con discapacidad intelectual y que ha situado como "referencia".

En cuanto a la residencia, acoge a una docena de personas que viven en ella, con medios "modernos" y "dotaciones adecuadas" gracias, en parte, al millón de euros de ayuda directas que ha recibido de la Comunidad y de los fondos europeos en los últimos años.

Como ha recordado la Consejera, la fundación Betesda dispone de recursos que forman parte de la red de atención a personas con discapacidad de la Comunidad de Madrid, con 14.500 plazas, 2.800 de ellas nuevas con la incorporación de 20 centros a la red, lo que se suma a otras iniciativas como la Oficina de Atención a la Discapacidad o la app que hace posible el llevar la tarjeta acreditativa de discapacidad en el teléfono móvil.