Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Los trabajadores de autobuses Martín ratifican acuerdo y vuelven a operar tras huelga.

Los trabajadores de autobuses Martín ratifican acuerdo y vuelven a operar tras huelga.

El conflicto entre los trabajadores de autobuses Martín (Grupo Ruiz) y la dirección de la empresa llega a su fin después de más de 45 días de huelga. Este miércoles, los empleados han ratificado el preacuerdo alcanzado, poniendo fin a la paralización del servicio que comenzó el pasado 22 de abril.

El preacuerdo ha sido respaldado por una amplia mayoría, con 176 votos a favor, 49 en contra y 2 votos nulos, de un total de 227 trabajadores que han participado en la votación. Este acuerdo, alcanzado entre el comité de huelga y la dirección de la empresa, permite que el servicio se reanude a partir de este jueves.

Uno de los representantes sindicales, Eduardo Gil de UGT, ha destacado que aunque el preacuerdo no satisface todas las demandas de los trabajadores, sí cubre al menos un 80% de ellas. Después de intensas negociaciones, el servicio de autobuses se restablecerá para beneficio de los usuarios afectados por la huelga.

La paralización del servicio ha afectado a alrededor de 45.000 usuarios que se desplazan entre diferentes localidades de Madrid. Las demandas de los trabajadores incluían mejoras en los horarios, instalación de baños en las cabeceras de las rutas y una mayor atención al mantenimiento de los autobuses.

El acuerdo contempla una reducción de la jornada laboral, pasando de 9.30 a 8.35 horas diarias, con descansos establecidos. Además, se garantiza la instalación de aseos en el 95% de las cabeceras de líneas para atender las necesidades de los conductores.

El preacuerdo también abarca medidas relacionadas con la seguridad en los vehículos, así como la reducción de personal fijo discontinuo. Estas disposiciones buscan asegurar condiciones más justas y seguras para los trabajadores del transporte público.

Tras la ratificación del acuerdo, autoridades locales como el alcalde de Leganés, Miguel Ángel Recuenco, han celebrado la noticia en redes sociales, enfatizando los beneficios para los trabajadores, la empresa y los ciudadanos. La normalización del servicio es un alivio para quienes dependen de este medio de transporte.

En definitiva, la resolución del conflicto entre los trabajadores de autobuses Martín y la dirección de la empresa representa un paso positivo hacia la estabilidad laboral y la satisfacción de las demandas sindicales. Con la reanudación del servicio, se restablece la movilidad de miles de usuarios que se vieron afectados por la huelga, garantizando un transporte público eficiente y seguro en la región de Madrid.