Juez manda a prisión al detenido por triple crimen de Morata, quien confiesa haberlo cometido

Juez manda a prisión al detenido por triple crimen de Morata, quien confiesa haberlo cometido

MADRID, 24 Ene. - El juez de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Arganda del Rey, en funciones de guardia de detenidos, ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza para Dilawar Hussain F.C., un ciudadano paquistaní de 42 años que se entregó a la Guardia Civil confesando el asesinato de tres hermanos en una vivienda de Morata de Tajuña, según informan fuentes jurídicas.

El magistrado tomó esta decisión debido a la posibilidad de fuga y la potencial destrucción de pruebas. El detenido será investigado por tres delitos de homicidio, aunque esta calificación podría cambiar a medida que avancen las diligencias de investigación.

Durante su comparecencia, el detenido admitió haber cometido los crímenes y ratificó su declaración ante la Guardia Civil. Tras la decisión judicial, fue trasladado a la prisión de Estremera.

El fiscal solicitó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza por los tres delitos de homicidio.

El detenido fue trasladado desde los calabozos de la Comandancia de Madrid en Tres Cantos a los juzgados por la mañana. Se espera que sea enviado a la cárcel de Estremera, donde cumplió una condena anterior por agredir a una de las hermanas asesinadas.

Por otro lado, agentes del Grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid están investigando si alguien ayudó al autor confeso a trasladarse a Morata de Tajuña el día de los asesinatos.

En la vivienda de Arganda del Rey, donde residía el detenido con otros compatriotas, la Guardia Civil busca pistas sobre cómo obtuvo la garrafa de gasolina que supuestamente utilizó para rociar los cadáveres. También se están investigando los posicionamientos de ciertos teléfonos móviles en el lugar del crimen.

Los cuerpos de las víctimas presentan signos de haber sido sometidos a torturas, incluyendo golpes, apuñalamientos y quemaduras.

Según las investigaciones, el detenido tenía una relación conflictiva con las víctimas, a quienes les había prestado una suma de dinero que no le habían devuelto. Las hermanas habían sido estafadas en una relación amorosa a distancia.

Las autopsias aún no han concluido y continúan en el Instituto de Medicina Legal de Valdebebas. La Policía registra la vivienda en busca de pruebas y del arma utilizada en los crímenes.

A pesar de haber cumplido una condena y tener una orden de alejamiento, el detenido intentó contactar de nuevo con las hermanas para reclamarles dinero. La investigación sugiere que el crimen pudo haber sido motivado por su situación económica y la deuda pendiente.

Las familias y amigos de las víctimas habían advertido a las hermanas sobre la estafa amorosa, pero estas insistieron en que la relación era auténtica y continuaron enviando dinero a sus supuestos amantes estadounidenses.

Tags

Categoría

Madrid