Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Gran número de fuerzas policiales y sanitarias desplegadas por el Ayuntamiento para garantizar la seguridad en Semana Santa.

Gran número de fuerzas policiales y sanitarias desplegadas por el Ayuntamiento para garantizar la seguridad en Semana Santa.

El operativo se extenderá hasta el día 31 se desarrollará principalmente en el distrito Centro.

MADRID, 20 Mar.

El Ayuntamiento de Madrid ha habilitado un dispositivo especial de seguridad y emergencias para los días de Semana Santa, que se desarrollará hasta el día 31 que incluye un refuerzo de más de 1.300 policías municipales y de más de 200 sanitarios de SAMUR-Protección Civil en total, con mayor incidencia los fines de semana y festivos al esperarse una mayor afluencia de personas.

La vicealcaldesa y delegada de Seguridad y Emergencias de la ciudad, Inma Sanz, ha presentado hoy este dispositivo junto al concejal de Centro, Carlos Segura, y los responsables de los servicios municipales de seguridad y emergencias junto a algunos efectivos de Policía Municipal y de Samur-PC.

"Esperamos mucha presencia de gente en las calles para disfrutar de nuestra Semana Santa, tanto de madrileños como de visitantes, y nuestros servicios municipales van a trabajar, como siempre, para tratar de garantizar al máximo que los eventos y citas programadas se desarrollan en nuestra ciudad con total normalidad y que puedan ser disfrutados por todos con la máxima seguridad", ha resaltado Sanz, agradeciendo como siempre la labor de los efectivos municipales.

Sanz ha presentado el dispositivo en la Puerta del Sol, centro neurálgico de la capital y por la que esta Semana Santa discurrirán todas las procesiones (13) que se desarrollan en el distrito Centro, una de las principales novedades de esta edición con el objetivo de favorecer la promoción turística de la Semana Santa madrileña dándole un mayor realce.

La vicealcaldesa, como ya hizo el alcalde hace unos días al anunciar esta novedad, ha destacado el trabajo conjunto con el Arzobispado de Madrid y con las cofradías, a las que ha agradecido su generosidad por modificar los trayectos.

El objetivo general del dispositivo será mantener la seguridad ciudadana en las zonas históricas, culturales, religiosas y comerciales más representativas de la ciudad, además de mantener la seguridad vial y controlar la contaminación acústica y los locales de hostelería y ocio nocturno.

El operativo se desplegará prioritariamente en Centro, a cargo de los agentes de las Comisarías de Centro Norte y de Centro Sur (tanto uniformados como de paisano, estos últimos para prevenir hurtos, venta ambulante ilegal, etc.), reforzados con los de la Comisaría Central de Seguridad, con equipos de la Sección de Apoyo Aéreo (drones) y del Escuadrón de Caballería y con policías municipales desplegados también para garantizar la seguridad vial y los cortes de tráfico.

Los efectivos policiales estarán alertados para que, en el caso de detectarse problemas importantes que puedan afectar a la movilidad peatonal, se valore la instalación de filtros, controles de acceso a determinadas vías y calles, la implantación de un solo sentido peatonal en los accesos a las calles que puedan verse especialmente afectadas o, incluso, su cierre temporal.

Igualmente, se estará en contacto con los responsables de los servicios de Metro y de Renfe de la Puerta del Sol por si hubiera que cortar el servicio en algún momento si fuera preciso.

El dispositivo de seguridad y emergencias habilitado por el Ayuntamiento prestará también servicio a la programación de Semana Santa organizada en otros distritos de la capital, con procesiones, por ejemplo, en Carabanchel, Villaverde o Puente de Vallecas, entre otros.

Este año, el Cuerpo de la Policía Municipal de Madrid procesionará por primera vez, junto a sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía y de Guardia Civil, en la procesión del Cristo de Medinaceli, que tendrá lugar la tarde del Viernes Santo, a partir de las 19:00 horas, con salida y llegada desde la Basílica de Jesús de Medinaceli.

Asimismo, el Área de Vicealcaldía, Portavoz, Seguridad y Emergencias publicará de forma inminente en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) una resolución estableciendo, como cada año, medidas de restricción al tráfico de vehículos pesados en el entorno de las procesiones que se desarrollarán en el distrito de Centro ante la previsión de acumulaciones de personas.

Así, se prohibirá la circulación a los vehículos de más de 3.500 kilogramos de masa máxima autorizada destinados al transporte de mercancías y personas (con las excepciones de autobuses de la EMT y transporte turístico con concesión, autobuses interurbanos de línea regular con inicio o final de trayecto en este perímetro y unidades móviles audiovisuales) en determinadas horas y en las cercanías de las procesiones a lo largo de toda la Semana Santa.

Policía Municipal de Madrid, con el apoyo de los agentes de movilidad, establecerá las medidas oportunas de seguridad para evitar la circulación de estos vehículos.

Mientras, el servicio municipal de emergencias extrahospitalarias, SAMUR-Protección Civil, establecerá también un dispositivo con motivo de la Semana Santa integrado por más de 200 sanitarios, que estarán presentes en las principales procesiones de la ciudad, con un mayor refuerzo en los días con mayor afluencia prevista: Jueves Santo y Viernes Santo.

Los sanitarios municipales contarán con un total de 18 ambulancias, tanto de soporte vital básico (14) como avanzada (4), 20 unidades de prevención y reacción (UPR), 40 parejas de efectivos de Protección Civil a pie (los llamados ECO), 4 parejas en moto (los Halcones), etc.

Este año, SAMUR-PC habilitará un dispositivo fijo en la Puerta del Sol, al convertirse en lugar de paso de todas las procesiones del distrito Centro, mientras que el resto de las unidades serán recursos móviles siguiendo los itinerarios de las diferentes procesiones.