Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

El IMV se extiende a más del 13% de los vulnerables en Madrid, superando la media nacional.

El IMV se extiende a más del 13% de los vulnerables en Madrid, superando la media nacional.

El acceso al Ingreso Mínimo Vital sigue siendo un desafío burocrático en medio de la mayor crisis social de España

MADRID, 20 de mayo

A cuatro años de la implementación del Ingreso Mínimo Vital (IMV), en la Comunidad de Madrid el 13,1% de la población bajo el umbral de la pobreza recibe esta prestación, cifra que supera ligeramente la media nacional del 12,2%, según datos de la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales.

La asociación ha criticado al Gobierno central por no coordinarse con los servicios sociales municipales para ampliar la cobertura del IMV.

En Madrid, en abril de 2024, había 144.198 beneficiarios del IMV, de los cuales 47.125 tenían ingresos por encima del umbral de la renta garantizada y los restantes 97.073 por debajo, 5.997 más que en 2019. De las 47.610 familias beneficiarias, 35.627 superaban la renta garantizada.

Estos datos muestran que en abril de 2024 el 13,1% de la población vulnerable en Madrid recibía el IMV, frente al 9,4% en 2019, un aumento del 3,7%.

A nivel nacional, la asociación ha destacado las diferencias territoriales en la cobertura del IMV, que va desde un 24,5% en Euskadi hasta un 5,9% en Baleares.

Los gerentes de Servicios Sociales han acusado al Gobierno de no cumplir con su objetivo de llegar a 850.000 familias en extrema pobreza en unos meses. Critican la falta de eficacia en la gestión del IMV, que han calificado como "impericia del Gobierno en la lucha contra la pobreza".

De acuerdo con la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, en abril, 589.948 familias fueron beneficiarias del IMV, alcanzando un total de 1.771.480 personas. Recuerdan que el IMV incluye la renta básica de subsistencia para familias con ingresos por debajo de la renta garantizada y el complemento de ayuda para la infancia.

Según la entidad, solo 392.902 hogares (1.006.763 personas) reciben la renta básica de subsistencia, lo que representa el 2,1% de la población española. La cobertura actual del IMV de personas en riesgo de pobreza es del 12,2%.

La asociación ha señalado grandes disparidades entre comunidades autónomas en la implementación del IMV. Mientras que en algunas supera el 20% de la población bajo el umbral de pobreza, en otras no llega ni al 10%.

Ante estos datos, la asociación considera urgente impulsar la integración del IMV en los servicios sociales de atención primaria. Critican la falta de coordinación del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, que ha complicado el acceso al IMV y ha dejado a miles de personas en vulnerabilidad enfrentando una burocracia inaceptable en la peor crisis social de la historia.